La Agenda de Acción de Addis Abeba (AAAA) es el resultado de diez meses de negociación. En su conjunto, refleja adecuadamente el cambio de paradigma en la conceptualización del desarrollo desde la Cumbre del Milenio, abordando integralmente las tres dimensiones del desarrollo sostenible e impulsando una visión incluyente y universal. La AAAA puede considerarse un éxito, considerando los siguientes elementos. o Mantiene y fortalece los compromisos adquiridos en Monterrey en 2002 y reafirmados en Doha en 2008, relativos a la movilización de recursos financieros, humanos y técnicos para el desarrollo, desde un enfoque de derechos humanos. o Refleja una transformación en la narrativa en torno al financiamiento al desarrollo (FFD por sus siglas en inglés), centrándose más en la movilización de recursos domésticos y el fortalecimiento de las capacidades institucionales. La Asistencia Oficial para el Desarrollo (AOD) y otras formas de cooperación internacional complementan y catalizan los esfuerzos nacionales. o Reafirma la importancia de un ambiente internacional conducente al desarrollo, incluyendo un sistema comercial multilateral abierto y promotor del crecimiento, y un sistema financiero internacional mejor regulado y más incluyente.