La CILA es un Organismo internacional integrado por una Sección mexicana y una Sección estadounidense, cada una de las cuales está dirigida por un Comisionado ingeniero designado por el Presidente de su respectivo país. Las oficinas centrales de la Sección mexicana se encuentran localizadas en Cd. Juárez, Chihuahua y las de la Sección estadounidense en El Paso, Texas, siendo esta área el punto medio de la frontera México/Estados Unidos, y la separación geográfica de la línea divisoria fluvial y la línea divisoria terrestre. 

Cada Sección tiene oficinas de campo en diversos puntos de la frontera ubicadas en las ciudades fronterizas en donde se llevan a cabo proyectos internacionales conjuntos. Actualmente la Sección mexicana, además de sus oficinas centrales, cuenta con oficinas en Tijuana y Mexicali, Baja California; Nogales, Sonora; Ojinaga, Chihuahua; Ciudad Acuña, Coahuila; Nuevo Laredo, Nueva Ciudad Guerrero y Reynosa, Tamaulipas.

La CILA se ha constituido en un Organismo pionero de carácter binacional, que ha asistido a ambos gobiernos en las áreas de jurisdicción que le corresponde atender a lo largo de la frontera México-Estados Unidos, enfocando su acción en el desarrollo de soluciones internacionales consistentes en proyectos de infraestructura, diseñados de manera conjunta y construidos y operados por los dos países bajo la supervisión de la CILA. La jurisdicción de la CILA se extiende a lo largo de la frontera de México con Estados Unidos, particularmente en áreas en donde pueden existir proyectos concernientes a los límites o aguas internacionales. 

DEPENDENCIAS CON VÍNCULOS DE COOPERACIÓN Y COORDINACIÓN

Al momento de tomar decisiones que requieran acciones conjuntas por parte de los dos gobiernos, los Comisionados obtienen asesoría sobre los criterios a seguir, de diversas dependencias federales de sus respectivos países, principalmente, en el caso del Comisionado mexicano, de la Secretaría de Relaciones Exteriores y en el caso del Comisionado estadounidense del Departamento de Estado. Cada Sección tiene dos Ingenieros Principales, un Secretario y un Asesor Legal, y cada Comisionado puede contar con cuántos empleados adicionales consideren necesarios. Cada gobierno asume los gastos del personal y de operación de su Sección correspondiente.

Corresponde a la CILA, entre otros, verificar que la operación y mantenimiento de las obras construidas se realicen conforme a los acuerdos celebrados entre México y Estados Unidos en materia de límites y aguas internacionales. Así mismo, corresponde a la CILA en coordinación con las dependencias correspondientes de su respectivo país la supervisión y ejecución de estudios técnicos internacionales conjuntos.

Los Ingenieros Principales, al ser instruidos por sus respectivos Comisionados, llevan a cabo estudios en asuntos de límites y aguas internacionales que se encuentren dentro de la jurisdicción de la CILA. Los resultados de estos estudios con frecuencia se convierten en los fundamentos de acuerdos internacionales firmados por los Comisionados y aprobados por dos gobiernos.

Los Ingenieros Principales llevan a cabo de manera conjunta la implementación diaria de los aspectos de ingeniería de estos acuerdos internacionales a fin de establecer los criterios técnicos necesarios para preservar el interés nacional en los asuntos relativos a límites internacionales entre México y Estados Unidos.

En el esquema organizacional de la Comisión Internacional de Límites y Aguas, les corresponde a los Secretarios atender las vías diplomáticas de comunicación y de protocolo de la CILA, o Actas de la Comisión, en los dos idiomas español e inglés. Los Secretarios de cada Sección fungen como consejeros en cualquier asunto de competencia de la CILA. 

PROYECTOS CONJUNTOS DE LA CILA

Cada Sección de la CILA mantiene oficinas de campo en diversas ciudades de la frontera, en donde ingenieros de cada país supervisan de manera conjunta y permanente las actividades diarias de los proyectos internacionales, como lo son la construcción, operación y mantenimiento conjunto de obras internacionales, hidromedición de las corrientes internacionales necesarias para la contabilidad y la determinación de la debida propiedad de las aguas del Río Bravo y del Río Colorado en cualquier momento y la operación diaria de las compuertas de las presas internacionales, haciendo necesaria la comunicación entre el personal de ambas Secciones. En otros casos, se requiere el acopio diario de información por cada Sección para después proceder a su respectivo intercambio o la celebración de reuniones técnicas entre el personal de las dos Secciones con sus asesores técnicos para llevar a cabo la supervisión de la construcción de la CILA.


NUESTRAS REPRESENTACIONES

Oficinas Centrales:

Desde su creación como organismo permanente, la Comisión ha mantenido sus oficinas en la frontera, como lo dispone el Artículo III de la Convención de 1889. Por ser el punto central de la frontera, la Comisión instaló en Ciudad Juárez la Sección Mexicana y en El Paso la Sección de los Estados Unidos y para atender problemas en puntos distantes de su sede, la Comisión establecía campamentos de carácter transitorio cerca de los sitios por estudiarse.

Sin embargo, para atender los asuntos relacionados con la distribución de las aguas internacionales se vio la necesidad de establecer representaciones de carácter permanente en las poblaciones cercanas a las obras cuya construcción demandaba el Tratado de 1944, las cuales se presentan más adelante.

En lo que respecta a las Oficinas Centrales de la Sección Mexicana, éstas permanecieron en El Paso por varios años ya que Ciudad Juárez en aquellos tiempos carecía de locales adecuados.

Durante la segunda década del siglo (la época revolucionaria) las actividades de la Comisión Internacional fueron suspendidas por algún tiempo mientras las diversas fracciones competían por el control del gobierno mexicano. Durante estos años los archivos de la Sección Mexicana quedaron al cuidado del consulado mexicano en El Paso, Tx.

En la década de los 20, la Sección Mexicana cambió sus oficinas a Ciudad Juárez, alojándose en el segundo piso del edificio Saber, frente a la aduana fronteriza. Ahí estuvieron hasta 1929, fecha en que se trasladaron nuevamente a El Paso debido a la toma de Ciudad Juárez por las fuerzas revolucionarías del movimiento Escobarista. Durante el período en que Ciudad Juárez fue ocupada por las fuerzas del ejército rebelde Escobarista, el personal de la Sección Mexicana que se había trasladado a la ciudad de El Paso se incorporó al Consulado General de México en dicha ciudad.

Al efectuarse la modificación de la línea divisoria con el arreglo del problema del Chamizal, a la Sección Mexicana le fue adjudicado el edificio que había sido el cuartel de la patrulla fronteriza de los Estados Unidos, al oriente del Corte de Córdova. Se adaptó el edificio a las necesidades de la Sección Mexicana y ahí permanece desde 1968 hasta la fecha. Las Oficinas Centrales de la Sección mexicana albergan al personal directivo y supervisan las actividades de las representaciones ubicadas a lo largo de la frontera. Para efectos de trabajos específicos, su jurisdicción comprende de Sásabe, Son. a Ojinaga, Chih.

En las oficinas de Juárez y El Paso despachan actualmente los Comisionados de uno y otro país, con los respectivos Ingenieros Principales y Secretarios, además del personal administrativo y el personal técnico auxiliar de los Ingenieros Principales. También se encuentran como anexos a las oficinas centrales los almacenes centrales y los talleres de mantenimiento de vehículos, así como del equipo de construcción de la Sección de los Estados Unidos. Sus oficinas están ubicadas en Ave. Universidad #2180, C.P. 32310, Zona Chamizal.

Las Representaciones de la Sección Mexicana de la CILA MEX-EUA

Desde su creación como organismo permanente la Comisión ha mantenido sus oficinas en la frontera, como lo dispone el Artículo III de la Convención de 1889. Por ser el punto central de la frontera, la Comisión instaló en Ciudad Juárez la Sección Mexicana y en El Paso la Sección de los Estados Unidos y para atender problemas en puntos distantes de su sede, la Comisión establecía campamentos de carácter transitorio cerca de los sitios por estudiarse.

Sin embargo, para atender los asuntos relacionados con la distribución de las aguas internacionales se vio la necesidad de establecer oficinas de carácter permanente en las poblaciones cercanas a las obras cuya construcción demandaba el Tratado de 1944, las cuales se listan a continuación:

  1. TRATADOS Y CONVENCIONES
  2. ACTAS DE LA COMISIÓN
  3. LINEA DIVISORIA
  4. RÍO BRAVO
  5. RÍO COLORADO
  6. CRUCES Y PUENTES
  7. SANEAMIENTO
  8. ASUNTOS AMBIENTALES
  9. CALIDAD DEL AGUA
  10. CUMBRE BINACIONAL
  11. PUBLICACIONES
  12. PRENSA
  13. FOROS CIUDADANOS