Las Reglas de Operación del Fondo de Desastres Naturales publicadas el 27 de mayo de 2009, establecen que deberán atenderse los daños ocasionados por fenómenos naturales perturbadores de manera oportuna, efectiva y eficiente de acuerdo con los principios de complementariedad, corresponsabilidad, oportunidad y transparencia con los que debe operar el Fondo de Desastres Naturales, en un marco de coordinación entre los tres órdenes de gobierno.