LUIS VIDEGARAY

Muchas gracias, muy buenos días.

Me da un enorme gusto recibir a don Ricardo Echegaray en la Ciudad de México, en este histórico Salón Panamericano de Palacio Nacional.

Quiero de manera también afectuosa darle las gracias a su equipo de colaboradores aquí presente, por hacer el viaje a México y, por como lo dijo él, trabajar con tanto ahínco, con tanta eficacia y tanto rigor durante los muchos meses en los que se trabajó para llegar a este acuerdo. Muchas gracias por estar aquí.

De manera muy particular quiero saludar y expresar nuestro afecto a la Embajadora de la República de Argentina en México, a Patricia Vaca; gracias Patricia por estar aquí, gracias siempre por haber sido una aliada de esta relación de amistad entre nuestros pueblos.

Es un enorme gusto llegar a la concreción de la firma de este acuerdo que, sin duda, tú como embajadora has empujado y has sido un factor para que se logre, lo cual agradecemos muchos.

Para nosotros éste es un acuerdo importante y por lo tanto es un motivo de alegría.

México es un país latinoamericano, es un país que tiene su corazón y su mente en la historia de América Latina, pero sobre todo que entiende su futuro como una nación latinoamericana.

Por eso, a partir del inicio de la administración del Presidente Enrique Peña Nieto, hemos hecho diversos esfuerzos en muy distintos frentes por acercarnos y por tener una relación más significativa, más constructiva con cada una de las naciones de América Latina.

Hay que recordar cuando el Presidente Enrique Peña Nieto era apenas Presidente Electo, la primer gira de trabajo que realizó fue precisamente a América Latina, y uno de los países que visitó fue precisamente Argentina; fue recibido por la Presidenta Fernández de Kirchner y, desde entonces, empezaron a trabajar en diversos aspectos concretos particularmente en materia económica, que hoy nos permiten afirmar con mucha claridad que hoy estamos más cerca, que hoy estamos en condiciones de construir un mejor futuro juntos para la creación de empleos y para la atracción de inversiones.

Este acuerdo para evitar la doble tributación y para combatir la evasión fiscal, a final de cuentas es un instrumentos para hacer más sencillo, dar certidumbre a aquellos argentinos que quieran hacer negocios en México, a los mexicanos que quieren hacer negocios en Argentina, que quieren invertir y, por supuesto, para el comercio bilateral.

De lo que se trata es de dar claridad en las reglas tributarias, evitar que una empresa tenga el riesgo de pagar dos veces un impuesto por la misma cantidad; es un acuerdo que da certidumbre a distintas actividades que generan impuestos sobre la renta e impuestos sobre el patrimonio.

Es, sin duda, un acuerdo que habrá de facilitar las actividades económicas entre nuestras naciones, y que se suma a un conjunto muy importante de acuerdos de este tipo que tiene México celebrados con otras naciones de la región latinoamericana y con el resto del mundo.

Tenemos ya nueve acuerdos de esta naturaleza con países de América Latina y el Caribe; tenemos 56 acuerdos con naciones en todo el orbe. Naturalmente el primero y más importante en volumen fue el acuerdo celebrado con los Estados Unidos de América, que es una muestra de cómo dar claridad a las reglas fiscales y evitar la doble tributación, es un paso fundamental para acelerar el comercio y la inversión recíproca.

Asimismo tenemos acuerdo con Europa, estamos modernizando nuestros acuerdos con varias naciones europeas con las cuales ya lo hemos firmado, y hoy tenemos el privilegio y la gran alegría de estar firmando este acuerdo con la República Argentina.

Quiero destacar que Argentina y México son los países que integramos el G-20, y como parte del G-20 hemos hecho equipo, junto con otras naciones como Alemania, como el Reino Unido, los Estados Unidos, para impulsar un acuerdo multilateral para evitar la erosión de la base fiscal, y el desplazamiento de las utilidades por parte de las empresas multinacionales.

Y apenas hace algunas semanas, en Lima, se logró el respaldo unánime y categórico de todas las naciones que integramos el G-20, entre ellas Argentina y México, a este acuerdo que por sus siglas en inglés se conoce como BEPS , y que no es otra cosa que un esfuerzo multilateral, un acuerdo entre naciones desarrolladas y países emergentes, como son los nuestros, para lograr que las empresas que realizan negocios a escala global, paguen los impuestos conforme a la legislación de los países donde se generan las utilidades.

Esto lo quise traer a colación, porque es muestra de cómo dos países de América Latina hacemos un frente común no solamente para incrementar la inversión y el comercio entre nosotros, sino también somos aliados en las causas que son importantes y positivas para nuestros países en los foros multilaterales.

Me da un enorme gusto, reitero, es un honor para nosotros contar con la presencia de todos ustedes, y es muy bonito ver la bandera de la República Argentina aquí en Palacio Nacional, pero debo decirles que la bandera de la República Argentina está todos los días, los 365 días del año, aquí en el Salón Panamericano junto con el resto de las banderas de los países hermanos de nuestro continente, lo cual, sin duda, es un símbolo de dónde está el corazón de México.

Muchas gracias por esta oportunidad, mi mayor reconocimiento al trabajo técnico de mis compañeros de la Secretaría de Hacienda, que sin duda son técnicos especializados, con un gran conocimiento de la materia; gracias por las horas de trabajo. Igualmente, gracias a todo el equipo técnico del lado argentino, y sin duda hoy es un buen día.

Finalmente quiero decir que con la firma de este tratado ahora vamos a la siguiente etapa, que es una etapa igualmente importante, que es lograr, en el caso de México, la ratificación del mismo por el Senado de la República.

A partir de este día entraremos en comunicación con el Senado de la República que será quien tenga la última palabra sobre la aprobación del mismo, y por supuesto habremos de estar a las órdenes de las y los senadores de la República para proveer toda la información técnica, y explicar lo que vemos como enormes beneficios en lo económico, pero también como un claro paso para la integración y el acercamiento entre dos países hermanos.

Muchas gracias y muchas felicidades.

RICARDO ECHEGARAY

Buenos días señor Secretario de Hacienda y Crédito Público del Gobierno de México, Luis Videgaray. Buenos días a todo su equipo, a todos los que nos acompañan en este evento.

Para nosotros es muy importante poder concluir hoy la suscripción de este convenio para evitar doble imposición y para transparentar y ser más activos en lo que es la lucha contra la evasión fiscal.

En síntesis, es un paso muy importante para fortalecer y motorizar los negocios que ya existen entre la Argentina y México y entre México y la Argentina.

Indudablemente los tiempos que transcurren nos permiten visualizar que de cara al futuro, reglas de juego como las que estamos suscribiendo en el día de la fecha, van a permitir incrementar sustancialmente el intercambio comercial y financiero entre ambos países.

Para Argentina, México, en lo que fue el año pasado, tuvimos en el orden de unos mil millones de dólares de exportaciones, llegamos cerca de los 600 mil millones de dólares en lo que va de este año.

Hay que tener en cuenta también que en el volumen importador hacia la Argentina estamos arriba de los mil 400 millones, y pensamos que a partir de que se suscribe este convenio para evitar doble imposición, los números y los guarismos se van a incrementar, porque la toma de decisión empresarial va a buscar canalizar, sin duda alguna, con estas reglas del juego claras, que van a permitir evitar pagar dos veces el impuesto y establecer un mecanismo como el que hemos negociado a lo largo de bastante tiempo; un mecanismo claro que permite distribuir las cargas tributarias y que permita mantener la recaudación de manera equitativa y balanceada entre ambas administraciones tributarias y que ambos gobiernos puedan contar con los fondos genuinos del comercio bilateral para desarrollar las políticas públicas.

Para nosotros hoy México es el segundo país de inversión directa extranjera que recibe la Argentina en el sector de telecomunicaciones y, seguramente, las bases sólidas y los pilares que vamos a establecer a partir de este convenio para evitar doble imposición, van a motorizar otros sectores de la economía; tanto en la importación como en la exportación en el sector automotriz.

Y por eso creo que, había que buscarse el tiempo, el momento adecuado para llevar adelante la firma de este convenio y, francamente vale la pena agradecer a todos y cada uno de los técnicos que trabajaron tanto de la administración tributaria del SAT como de los funcionarios de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público de México.

Agradecerles también a nuestros equipos técnicos, mis compañeros de trabajo. Quiero comentarle que yo soy funcionario de carrera de la Administración Federal de Ingresos Públicos, si bien hoy ocupo el cargo político, son mis compañeros de  trabajo los que han puesto todo el esfuerzo, toda la dedicación, la gente, el Subsecretario de Ingresos públicos, Capellano; la gente de nuestra embajada, tanto Patricia como todo su equipo han colaborado mucho y quería aprovechar esta oportunidad para agradecerlo, no solo en Argentina sino en el exterior.

Y señor Secretario quiero también transmitirle un franco agradecimiento por el profesionalismo, el tecnicismo con que trabajaron todos los equipos.

Así que, estamos en un punto de cierre de un convenio, pero en un punto de partida muy importante, un salto a la grandeza, a la construcción y al desarrollo económico de ambos países de manera equilibrada y balanceada.

Muchas gracias.