Muchas gracias, muy buenas tardes.

Saludo con respeto y con aprecio a los señores secretarios de la Defensa Nacional y de la Marina, al General Salvador Cienfuegos, al Almirante Vidal Soberón. Muchas gracias por esta distinción de permitirme acompañarles nuevamente a la inauguración de una nueva sucursal del Banco del Ejército, la Fuerza Aérea y la Armada de México.

Saludo, por supuesto también, a quien es responsable de esta gran institución, nuevamente al General Trujillo; muchas felicidades por este nuevo paso que da Banjército.

Por supuesto, al Almirante José Luis Vergara; muchas gracias por su anfitrionía también.

Y saludo con gran respeto y gratitud a los integrantes, particularmente de la Armada, que están el día de hoy aquí con nosotros y, por supuesto, al resto de los invitados y a los medios de comunicación.

Hace un rato, en la mañana, estuvimos en Pachuca, inaugurando también una sucursal del Banco del Ejército, y no voy a repetir lo que dije allá, porque sería casi una crueldad con quienes me escucharon también por allá.

Simplemente quiero resaltar dos cosas importantes. La primera que el Banco del Ejército está cumpliendo y con excelencia la misión para la que fue creado. Está hoy por hoy consolidado como la institución de banca de desarrollo mejor administrada del país, una banca que no solamente es sólida, sino que también está creciendo y está cumpliendo la función económica y social para quienes son su razón de ser, los integrantes de las Fuerzas Armadas, las mujeres y los hombres del Ejército, la Marina y la Fuerza Aérea.

El Banco muestra un nivel de crecimiento muy alentador, en los últimos 12 meses creció el crédito otorgado por el Banco del Ejército a una tasa del 19 por ciento en términos reales.

Esto quiere decir que cada vez Banjército está prestando más y está prestando además en condiciones muy atractivas, tanto por los plazos como por las bajas tasas de interés que cobra

Es alentador que la cartera de Banjército, que supera ya los 30 mil millones de pesos, una tercera parte de dicha cartera es crédito hipotecario, es decir crédito a la vivienda, crédito que permite a las familias de quienes entregan su vida al país a través de las Fuerzas Armadas, hacerse de un patrimonio, hacerse de una vivienda como patrimonio familiar.

Y así estamos convencidos que el Banco seguirá por esta ruta de crecimiento, pero también, y es el segundo punto que quiero destacar, de un manejo extraordinariamente responsable y sólido.

El Banco del Ejército es el banco que tiene el menor índice de morosidad de la banca de desarrollo. Es un banco que tiene magníficos indicadores de capitalización, de liquidez, de reservas preventivas. Es decir, no solamente es un banco que está creciendo, sino que lo está haciendo con una gran solidez.

Y es precisamente la solidez, el mantener altos niveles de capitalización, de liquidez, lo que se requiere en un entorno internacional complejo como el que estamos viviendo.

México hoy enfrenta un escenario internacional de retos importantes en materia económica. La reducción del precio del petróleo, la inminente alza de las tasas de interés en Estados Unidos y un menor crecimiento en general de la economía del mundo, nos ponen frente al país un reto importante ¿Cómo estamos enfrentando ese reto? Precisamente con responsabilidad.

Así como el Banco del Ejército es un banco  que está actuando con gran prudencia y dándole un valor fundamental a la solidez financiera, así lo está haciendo el país, a través de una política monetaria plenamente autónoma que lleva a cabo el Banco de México, una política creíble; una política fiscal responsable y que acaba de ser confirmada por la reciente aprobación del Paquete Económico por el Congreso de la Unión, apenas la semana pasada se aprobó el Presupuesto de Egresos de la Federación, que confirma que en México se está reduciendo el déficit fiscal, no se están elevando los impuestos y quien se está apretando el cinturón es el Gobierno de la República, no las familias mexicanas ni tampoco las empresas mexicanas.

En este contexto de incertidumbre y de retos a nivel mundial, México está actuando con prudencia, con responsabilidad, con la convicción de que es la estabilidad de la economía la condición necesaria, indispensable para que pueda fluir el crédito, para que haya más consumo, para que haya más empleo y para que a la gente le vaya mejor.

Hoy, por ejemplo, quiero comentar, la Comisión de Cambios, hace unos momentos la comisión que integramos la Secretaría de Hacienda y el Banco de México, hemos anunciado algunas modificaciones a la política cambiaria, ya han  sido dadas a conocer por un boletín a través de la Comisión, que tienen como objetivo seguir generando condiciones para que el mercado por el peso mexicano opere con pleno orden y con amplia liquidez.

Y seguiremos tomando, la autoridad financiera, la autoridad económica del país, por instrucciones del Presidente de la República, el licenciado Enrique Peña Nieto, seguiremos tomando las medidas que sean necesarias para asegurar, insisto, la estabilidad de nuestra economía.

Estabilidad que ocurre gracias a que las instituciones del Estado están funcionando y están funcionando bien,  como es el caso del Banco del Ejército que hoy tiene ya una cobertura completa en el país, que está innovando, que está ofreciendo nuevos productos y que está, insisto, logrando su función fundamental, que es otorgar servicios financieros, ahorro y particularmente crédito a las y los mexicanos que entregan su vida a las Fuerzas Armadas.

Muchas felicidades, señor General Secretario, Almirante Secretario, nuevamente es un privilegio estar aquí con ustedes, y estamos listos para que en cuanto queden las sucursales de Tijuana y de Ciudad Juárez estaremos ahí también muy honrados para seguir acompañando el crecimiento de esta gran institución de las Fuerzas Armadas y del Estado Mexicano.

Muchas gracias y muchas felicidades.