Las agudas tensiones que el sector bancario y los mercados de bonos públicos de la zona del euro experimentaron desde finales de 2011, han llevado a los bancos de esta zona a reducir sus balances, presionando como consecuencia los riesgos de la estabilidad financiera a un nuevo pico de intensidad. Asimismo, la presión al desapalancamiento que se ha observado en la eurozona desde 2008, ha provocado, por un lado, que los bancos vendan activos e incrementen el capital, y por el otro, que se incrementen los recortes de crédito a empresas y hogares, comprometiendo el crecimiento económico y la recuperación mundial.

En caso de que requieras consultar un Informe del Vocero anterior a 2012, por favor escríbenos a consultas@hacienda.gob.mx