A lo largo de los primeros 22 meses de la actual Administración, México ha atravesado un profundo proceso de transformación sin precedentes. Las reformas estructurales aprobadas tienen como objetivo elevar la productividad del país y con ello cambiar la trayectoria de crecimiento económico de México en los próximos años. Con la promulgación de las Leyes Secundarias de la Reforma Energética el pasado 11 de agosto, culminó la primera etapa en el ciclo reformador. Ahora nos enfrentamos al reto de lograr una rápida y eficaz implementación que permita que los beneficios de las reformas se reflejen en mejores condiciones de vida para las familias mexicanas.

En caso de que requieras consultar un Informe del Vocero anterior a 2012, por favor escríbenos a consultas@hacienda.gob.mx