Una de las funciones del sector financiero es canalizar los recursos económicos de los ahorradores hacia los sectores productivos del país. Con un sector crediticio dinámico, los países pueden generar infraestructura y vivienda; fomentar la creación y el desarrollo de empresas, al tiempo que se fortalece el mercado interno, y eleva la calidad de vida de la población, ya que ésta puede acceder a bienes de consumo duradero para formar un patrimonio para toda la vida.

En caso de que requieras consultar un Informe del Vocero anterior a 2012, por favor escríbenos a consultas@hacienda.gob.mx