Durante la presente administración se han llevado a cabo diversas acciones para elevar y democratizar la productividad con el objetivo de incrementar el bienestar de la población. La meta es alcanzar un México próspero e incluyente que se refleje en una mayor calidad de vida para todos los mexicanos. Para ello, se estableció dentro del Plan Nacional de Desarrollo 2013-2018, el eje transversal “Democratización de la Productividad”, que sirvió de punto de partida para una serie de acciones encaminadas a elevar la productividad, entre las que destacan:

·     La creación del Comité Nacional de Productividad (CNP), órgano consultivo del Ejecutivo Federal y de la planta productiva en el que participan el sector público, privado, académico y laboral.

·     El establecimiento del Programa para Democratizar la Productividad, en el que se definen objetivos, estrategias y líneas de acción para el aumento de la productividad de observancia para las dependencias del Gobierno Federal.

·     La promulgación de la Ley para Impulsar el Incremento Sostenido de la Productividad y Competitividad de la Economía Nacional, que prevé el establecimiento de una política nacional de fomento económico para promover cambios en la estructura productiva del país hacia sectores económicos de alta productividad.

·     El lanzamiento del Atlas de Complejidad Económica de México, herramienta pública que provee información sobre las vocaciones productivas de las distintas regiones del país para orientar el diseño de políticas de desarrollo y la toma de decisiones de los trabajadores, emprendedores y empresarios.