Cuando la proporción de la población en pobreza es elevada, la productividad y la competitividad de la economía en su conjunto son limitadas, lo que mantiene a los mercados en un funcionamiento por debajo del óptimo, traduciéndose en menores oportunidades de desarrollo y bienestar para todos.

A pesar de los avances en diversos renglones sociales que se han registrado en nuestro país durante las últimas décadas, los retos en materia de desarrollo social siguen siendo apremiantes, por lo que desde el primer día de su gestión, la Administración del Presidente de la República Enrique Peña Nieto estableció un firme compromiso para aumentar el acceso a los derechos sociales a toda la población, disminuir la pobreza y la desigualdad social.

En caso de que requieras consultar un Informe del Vocero anterior a 2012, por favor escríbenos a consultas@hacienda.gob.mx