El principal objetivo de la política económica de esta Administración es construir un México Próspero que se refleje en mayor bienestar para las familias. Para lograrlo, se ha planteado el elevar y democratizar la productividad como un eje transversal del gobierno. Ello implica eliminar los obstáculos que limitan el potencial productivo de todos los ciudadanos y las empresas e incentivar, entre todos los actores de la actividad económica, el uso eficiente de los recursos productivos.

Con base en esta visión, el Gobierno del Presidente de la República, Lic. Enrique Peña Nieto, ha llevado a cabo diversas acciones para conseguir que cada vez más mexicanos puedan gozar de los beneficios de una mayor productividad. Como parte de este esfuerzo, se ha impulsado una política de fomento industrial y regional de nueva generación, la cual requiere de instrumentos que permitan tomar mejores decisiones.

En este sentido, y en el marco de la “Cumbre Global de la Alianza para un Gobierno Abierto 2015”, el pasado 29 de octubre se presentó el Atlas de Complejidad Económica de México. El Atlas es una herramienta interactiva de planeación económica que refuerza la capacidad de diseño e implementación de políticas públicas en los tres niveles de gobierno. Mediante este instrumento el Gobierno Federal y los gobiernos estatales y municipales podrán orientar el desarrollo de las economías locales, al tiempo que ofrecerá mayor información para la toma de decisiones de los agentes económicos inversionistas, empresas, emprendedores e incluso trabajadores.