La Administración del Presidente de la República, Lic. Enrique Peña Nieto, busca como uno de sus principales objetivos, el alcanzar un crecimiento sostenido e incluyente, que permita mejorar la calidad de vida y bienestar de todos los mexicanos. Para lograrlo, el Gobierno Federal ha puesto especial énfasis en la correcta implementación de las reformas estructurales, mantener la estabilidad macroeconómica; así como en el manejo prudente de las finanzas públicas.

Gracias a estas acciones, a pesar de un entono internacional complicado marcado por menores expectativas de crecimiento global, una elevada volatilidad de los mercados financieros internacionales, y la caída tanto en el precio como en la plataforma de producción de petróleo, la economía mexicana continúa fortaleciéndose. En los primeros nueve meses de 2015, ha mostrado, en un contexto de baja inflación y bajas tasas de interés, un crecimiento económico impulsado principalmente por el dinamismo de la demanda interna