El suministro y uso de la energía son esenciales para las actividades productivas del país. Contar con energéticos de calidad a precios competitivos es un factor detonante del crecimiento económico. A su vez, los ingresos derivados del petróleo representan una parte importante de los recursos públicos que se destinan a mejorar las condiciones de vida de todos los mexicanos. Por estas razones, el Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, ha impulsado una importante Reforma Energética para modernizar al sector y que éste retome su lugar como palanca de desarrollo del país. En este tenor, la Reforma Constitucional aprobada en diciembre pasado sienta las bases de esta transformación y la legislación secundaria propuesta el pasado 30 de abril de 2014 materializa la reglamentación de este cambio de paradigma en el aprovechamiento de los recursos naturales con los que cuenta el país.

En caso de que requieras consultar un Informe del Vocero anterior a 2012, por favor escríbenos a consultas@hacienda.gob.mx