Esta segunda reunión solicitada por el   Subsecretario de Ordenamiento Territorial, tuvo por objeto explicar a mayor detalle a personal técnico de la SEDATU, la metodología, procesos, tecnología e infraestructura con la que el SGM desarrolla sus estudios en temas ambientales, de ordenamiento territorial, de uso del suelo, impacto ambiental, enfatizando particularmente, la metodología, alcances y resultados que ofrecen los atlas de riesgos por fenómenos naturales, elaborados por personal especializado y altamente calificado de esta institución.

En esta ocasión el  Mtro. Enrique González Tiburcio, Subsecretario de Ordenamiento Territorial, se hizo acompañar del Lic. Sergio Manuel López Menéndez, Coordinador de Asesores; el Lic. Luis Armando Bastarrachea Sosa, Director General de Propiedad Rural; el Lic. Hilario Salazar Cruz, Coordinador General de Modernización y Vinculación; el Ing. Armando Saldaña Flores, Director General de Ordenamiento Territorial y Atención a Zonas de Riesgo; el Arq. Francisco Covarrubias Gaitán, Director General de Coordinación Metropolitana y por el Mtro. Julio García Coll, Director de Ordenamiento Territorial Metropolitano.

Por su parte, el Ing. Raúl Cruz Ríos, se hizo acompañar del Ing. Héctor Alfonso Alba Infante, Director de Operación Geológica; el Ing. Enrique Gustavo Espinosa Arámburu, Subdirector de Recursos Minerales y por el Ing. Francisco Armando Arceo y Cabrilla, Gerente de Hidrogeología y Geología Ambiental.

En una muy dinámica reunión, se abordaron, cuestionaron y desahogaron infinidad de aspectos técnicos, que propiciaron la satisfacción e interés de la SEDATU, en contratar los servicios del SGM lo más pronto posible

Cuarto Eje: México Próspero.

Se acordó que SEDATU daría celeridad a sus gestiones para que se apruebe la celebración de un convenio general de colaboración con el SGM, incluyendo la revisión del clausulado del mismo desde el punto de vista tanto legal, como técnico.

El Servicio Geológico Mexicano en apoyo a la sociedad en general, brinda estudios de peligros, riesgos, ambientales, de uso del suelo, hidrogeológicos y de otras especialidades que favorezcan a la población. En este caso, se pretende suscribir contratos de prestación de servicios específicos para realizar estudios de peligro y riesgo, al amparo del convenio general que se celebre con la SEDATU.