El SGM implementó el proyecto GAC, el cual tiene la finalidad de evaluar el potencial gasífero de la República Mexicana, considerando para ello las características geológicas que permitan delimitar áreas en las diversas cuencas sedimentarias del país con posibilidades de contener depósitos comerciales de gas y posteriormente licitar las áreas que representen interés para la prospección y/o exploración de este energético, y las que no reúnan las condiciones geológicas para la generación de gas, tramitar su liberación ante la Dirección General de Regulación Minera.

Consiste principalmente en cuatro etapas:

La primera de ellas es recopilación, análisis, interpretación e integración de la información, con la finalidad de precisar el contexto geológico que permita determinar áreas potenciales de contener gas asociado a yacimientos de carbón. 

La segunda y más importante radica en los trabajos de campo, estos están enfocados al cubrimiento con geología regional y de semidetalle, la identificación de la columna estratigráfica y verificación de estructuras, así como la toma de muestras de carbón, elaborándose para ello secciones geológicas y secciones estratigráficas medidas. El muestreo se lleva a cabo basándose en criterios estratigráficos, sedimentológicos y estructurales, lo anterior con el objetivo de obtener parámetros geoquímicos que permitan identificar las rocas favorables para generar gas asociado a carbón mineral.

La tercera es la caracterización del carbón con base a los análisis de laboratorio como el análisis químico próximo y elemental, poder reflector de la vitrinita, rockeval,  con la finalidad de producir información que nos defina el tipo, calidad y rango, con esto precisar el ambiente de depósito, madurez, evolución y su capacidad de generar gas asociado.

La cuarta consiste en la interpretación de los resultados de los análisis de laboratorio dónde se define: madurez de la materia orgánica, etapa de generación de hidrocarburos líquidos o gaseosos, obteniéndose como producto final modelado numérico 1D, así como el cálculo del potencial de gas “In Situ”.

Utilidad o beneficios

Conocer el potencial gasífero en el subsuelo y se desarrollen actividades de exploración y extracción, que a mediano plazo se traduzcan en polos de desarrollo que active la economía de las regiones del País con la generación de empleos. Adicionalmente contar con una fuente de energía limpia y a bajo costo.