COMUNICADO 100

Ciudad de México, 09 de agosto de 2016

La igualdad y la no discriminación son principios de la ética pública y una obligación de las personas dedicadas al servicio público, por ello consideramos fundamental que las instituciones gubernamentales adopten medidas, para garantizar a la ciudadanía el acceso a los servicios, sin ningún tipo de discriminación.

En el encuentro la presidenta del Conapred, Alexandra Haas Paciuc, aseguró que la desigualdad de trato es incompatible con los principios de no discriminación establecidos en la Constitución y con la meta de un México Incluyente contenida en el Plan Nacional de Desarrollo.

Acompañada de la académica del Centro de Investigaciones y Estudios Superiores en Antropología Social e integrante de la Asamblea Consultiva del CONAPRED, Elena Azaola Garrido, afirmó que las políticas de inclusión mejoran el ambiente laboral, fomentan el trabajo en equipo, el respeto y la colaboración, y aumentan la productividad y el reconocimiento público, además de tener beneficios claros en las instituciones y centros de labor.

Subrayó que esta iniciativa sienta las bases de colaboración indispensables paraterminar con esa desigualdad de trato desde las normas y procedimientos que rigen la actuación de las instituciones federales.

En tanto, el Encargado del Despacho de la SFP, Javier Vargas Zempoaltecatl, ratificó el compromiso gubernamental de promover normas para avanzar progresivamente en una cultura que evite la discriminación, que se convierta en garantía de la igualdad de trato y de oportunidades en el goce de los derechos fundamentales.

Acompañado por el Subsecretario de Control y Auditoría de la Gestión Pública, Raúl Sánchez Kobashi, y  del Encargado de la Subsecretaria de la Función Pública, César Osuna Gómez, el responsable de la SFP dio a conocer seis puntos para cumplir los objetivos del Convenio: primero, fortalecer la incorporación de acciones en materia de igualdad y no discriminación en la Administración Pública Federal; segundo, prevenir conductas discriminatorias y estandarizar la atención de los casos con la finalidad de orientar a los Comités de Ética y de Prevención de Conflictos de Interés; tercero, propiciar la implementación de la norma mexicana NNXR-025-SCFI-2015, de igualdad laboral y no discriminación;

El cuarto punto, fortalecer la información de las políticas públicas y mejorar su gestión; quinto, realizar acciones de capacitación y difusión en estas materias, a través del Programa Educativo a Distancia. Y sexto, impulsar que los Códigos de Conducta de las dependencias y entidades para incorporar contenidos relacionados con la prevención y eliminación de todo tipo de discriminación, entre otras acciones.

Asimismo, subrayó que hay que garantizar el derecho a la igualdad, asegurar oportunidades y desterrar la aplicación de estereotipos asociados a las características del individuo o a su pertenencia de un determinado grupo.

En el país, remarcó no se privilegia a unos cuantos, aquí se da trato digno e igualitario a todos los mexicanos, remarcó.

La firma de este convenio permitirá establecer acciones muy concretas en cumplimiento del Programa Nacional para la Igualdad y No Discriminación 2014-2018 (Pronaind) y que con la SFP como entidad globalizadora, posibilitará avanzar en la transversalidad de la igualdad tanto al interior de las instituciones como en su quehacer al servicio de la sociedad.

Este convenio se traducirá en la mejora en el trato y atención a la ciudadanía en la provisión de bienes y servicios de la Administración Pública Federal. Además, se brindará capacitación en materia de atención a casos de discriminación y en optimizar la gestión pública con un enfoque antidiscriminatorio.

El reto de la Administración Pública Federal es convertirse en un gobierno capaz de construir un diálogo incluyente entre las instituciones públicas y los diferentes actores de la sociedad, con el fin de atender con oportunidad las demandas ciudadanas y brindar soluciones. La igualdad significa la construcción de un gobierno cercano, moderno e incluyente.

El Consejo Nacional para Prevenir La Discriminación (Conapred) es la autoridad encargada de promover políticas y medidas tendientes a contribuir al desarrollo cultural y social y avanzar en la inclusión social y garantizar el derecho a la igualdad, que es el primero de los derechos fundamentales en la Constitución Federal.