El término cooperación internacional se refiere al conjunto de acciones que derivan de los flujos de intercambio que se producen entre sociedades nacionales diferenciadas en la búsqueda de beneficios compartidos en los ámbitos del desarrollo económico y el bienestar social, o bien, que se desprenden de las actividades que realizan tanto los organismos internacionales que integra el Sistema de las Naciones Unidas como aquellos de carácter regional, intergubernamentales o no gubernamentales, en cumplimiento de intereses internacionales particularmente definidos. La cooperación internacional así descrita se entiende como la movilización de recursos financieros, humanos, técnicos y tecnológicos para promover el desarrollo internacional.
La cooperación de México atiende tres diferentes vertientes, las cuales responden al estado del desarrollo y las necesidades de cada país y a las estrategias fijadas entre los actores involucrados para generar sinergias y beneficios compartidos:

  • Receptor de cooperación: México recibe cooperación técnica proveniente de países industrializados y organismos internacionales para proyectos de ejecución nacional destinados a fortalecer las capacidades internas, incorporar tecnología de vanguardia y coadyuvar al desarrollo social de las regiones y grupos más vulnerables del país.

    La SFP como receptor:
    ONU – 2011/2013 Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC) - Proyecto Global para Iniciativas de Integridad en los Sectores Público y Privado. (EN PROCESO)
  • Oferente de cooperación: México lleva a cabo programas de oferta de cooperación a naciones de menor desarrollo relativo, particularmente en Centroamérica y El Caribe, regiones con las que existe una comunidad de intereses.
  • Cooperación horizontal: Las instituciones mexicanas realizan numerosos proyectos de cooperación con otros países en desarrollo. De acuerdo al esquema de costos y beneficios compartidos, se promueve la ejecución de proyectos en sectores prioritarios para el desarrollo de las capacidades nacionales y se impulsa la colaboración tecnológica, propiciando iniciativas para la formación de recursos humanos.

En lo que respecta a los esquemas de cooperación, a través de la cooperación multilateral, los países buscan alcanzar objetivos comunes con la colaboración de organismos internacionales y la cooperación bilateral es una importante herramienta para fomentar el desarrollo y el intercambio de experiencias entre países con diferentes niveles de desarrollo.