La capacitación se orientará, a preparar y actualizar a los servidores públicos en conocimientos que apoyen el desempeño del ejercicio de sus funciones y en aquellos que deriven de las políticas y prioridades de la Secretaría de la Función Pública.

Su cumplimiento se basa en un esquema de créditos, a fin de que los servidores públicos se capaciten de acuerdo a las funciones específicas de sus puestos, diferenciando el valor (créditos) del curso, en razón del tipo de puesto que desempeñan.

El avance del cumplimiento de la capacitación de cada servidor público, se registrará en los Programas Personalizados de Capacitación (PPC) que se localizan en el Sistema de Desarrollo Organizacional de Órganos de Vigilancia y Control (SISDO).