Desde su creación en 1982, la actual Secretaría de la Función Pública (SFP) ha tenido entre sus atribuciones la de Organizar y Coordinar el Sistema de Control y Evaluación Gubernamental, así como la de Inspeccionar el ejercicio del gasto público federal en los tres niveles de gobierno. Esta relación institucional coordinada, se concretó desde la década de los ochenta mediante la suscripción del Acuerdo de Coordinación con cada Ejecutivo Estatal, siendo este un instrumento jurídico con fundamento legal para la actuación de la SFP con todos los estados y sus municipios.

El objeto del Acuerdo de Coordinación, es establecer un marco de colaboración que permita llevar a cabo acciones conjunta en materia de fiscalización, inspección, control y evaluación de los recursos federales, asignados, reasignados y transferidos a las entidades federativas.

Dicho marco normativo se actualiza constantemente en función de las actividades sustantivas conjuntas que realiza la SFP con las entidades federativas.