Las Reglas de Integridad establecen conductas para que los servidores públicos del Gobierno Federal las atiendan en 12 ámbitos del desempeño público, destacando desde el trato respetuoso en la atención al público, la disposición a la transparencia, hasta aquellas como la del adecuado uso de vehículos oficiales.