Los recursos que se aprueban en el Presupuesto de Egresos de la Federación para la Seguridad Pública, como son los del Fondo de Aportaciones para la Seguridad Pública (FASP), del Subsidio para la Seguridad en los Municipios (SUBSEMUN) y del Subsidio para la Policía Acreditable (SPA), tienen que ser distribuidos a las entidades federativas y demarcaciones territoriales considerando criterios de población, incidencia delictiva, avance en los programas prioritarios (control de confianza, sistema nacional de información, nuevo sistema de justicia penal, entre otros), así como variables geográficas y demográficas.

En la Dirección General de Planeación se elaboran las propuestas de las fórmulas matemáticas para la correcta distribución de estos recursos.

Una vez que los recursos de FASP, SPA y SUBSEMUN son transferidos a los beneficiarios, surge la necesidad de establecer herramientas para evaluar su gestión y resultados. En la Dirección General de Planeación diseñamos y damos seguimiento a lineamientos e indicadores que permiten detectar en qué medida se está cumpliendo el objetivo general de fortalecer a las instituciones de seguridad pública, lo cual provee a las instancias del Sistema Nacional de Seguridad Pública de información para la toma decisiones y realizar los ajustes necesarios que permitan mejorar el desempeño y resultados de estos recursos.

En la Dirección General de Planeación somos responsables de diseñar, implementar y evaluar el sistema de planeación institucional del Secretariado Ejecutivo. También coordinamos la elaboración y actualización de los manuales de organización y procedimientos, además de promover la mejoría de los procesos internos.