En el Centro Nacional de Prevención del Delito y Participación Ciudadana promovemos la cultura de la paz, la legalidad, el respeto a los derechos humanos, la participación ciudadana y una vida libre de violencia en todo el país.

Somos una instancia encargada del diseño, implementación y evaluación de políticas públicas a nivel nacional sobre prevención del delito así como la responsable de coordinar los programas y definir los lineamientos en esa materia. Identificamos factores de riesgo y grupos vulnerables para propiciar acciones de prevención social de la violencia y la delincuencia con resultados tangibles que generen su reducción.

Desde nuestro ámbito de responsabilidad, y con respeto a la autonomía de las entidades federativas y soberanía de los municipios, coordinamos la aplicación de todos los recursos federales del Sistema Nacional de Seguridad Pública destinados a la prevención del delito.

Consideramos que la participación ciudadana es fundamental para las acciones de prevención social de la violencia y la delincuencia. En este sentido, mediante esquemas creativos apoyamos e impulsamos proyectos, iniciativas y esfuerzos de la sociedad civil, y de sus organizaciones, para encontrar las mejores políticas públicas de prevención del delito.