El Subsidio para la Policía Acreditable (SPA) es un recurso destinado a las entidades federativas para el fortalecimiento de sus instituciones de seguridad pública en materia de mando policial. Tiene como objetivo incentivar a las instituciones policiales del país a reorganizarse bajo el esquema de Mando Único Policial y la conformación de Módulos de Policías Estatales, Ministeriales o Custodios Acreditables. Para ser un elemento acreditable éste debe tener educación media superior como mínimo, haber aprobado los exámenes de control de confianza, cursar y aprobar el proceso de formación inicial y contar con cursos de especialización.

El SPA otorga el financiamiento para que los estados cubran todo el proceso de convocatoria, reclutamiento, certificación y capacitación, y además otorga recursos para cubrir el equipamiento de este personal.

El SPA es un subsidio y por tanto debe ejercerse en su totalidad antes de finalizar el año. En caso de que el estado no ejerza antes del 31 de diciembre todo el recurso otorgado o no cumpla las metas comprometidas, deberá reintegrarlo a la Federación.

Este subsidio se otorga en tres ministraciones las cuales están condicionadas a que el estado cumpla con las metas que se fijó, en cuanto al reclutamiento, evaluación, capacitación y equipamiento del personal que estableció como meta lograr. Si para la fecha de cada ministración de recursos el estado presenta algún incumplimiento, los recursos se ajustan en función del avance obtenido.