Mitos de la Reforma Educativa

Conoce los mitos de la Reforma Educativa

"La educación se privatizará"

¡Falso!
El artículo 3º de la Constitución es categórico al señalar que la educación que imparta el Estado será gratuita. Este mismo precepto es retomado en el artículo 6º  de la Ley General de Educación (LGE)  en el que se establece que “la educación que el Estado imparta será gratuita”. Asimismo, el artículo 25 de la LGE, modificado en la Reforma Educativa, señala la obligación de las autoridades educativas de presupuestar los recursos públicos necesarios para que en cada escuela directivos y padres de familia decidan conjuntamente cómo mejorar las condiciones de la escuela y comprar materiales.

“Van a seguir cobrando cuotas”

¡Falso!
Se prohíben de manera contundente las cuotas obligatorias, así como condicionar la inscripción, las clases, los exámenes, la entrega de documentos o el trato igualitario de los alumnos al pago de contraprestación alguna. La dotación de recursos públicos a cada escuela permitirá a estas funcionar sin requerir cuotas a los padres de familia.

“La Reforma Educativa en realidad es una reforma laboral”

¡Falso!
Las relaciones laborales de los educadores representan sólo una parte de las transformaciones de fondo que se llevarán a cabo para tener una educación a la altura de las exigencias actuales. La Reforma Educativa tiene como propósito mejorar la calidad educativa, lo que abarca múltiples aspectos del sistema educativo. Tiene implicaciones en la organización del sistema educativo, la evaluación, el financiamiento, los programas para la equidad y también en aspectos laborales porque regula el ingreso, la promoción, el reconocimiento y la permanencia en el servicio.

“La Reforma Educativa fue hecha en el extranjero”

¡Falso!
La reforma es resultado de un amplio proceso de análisis y discusiones, que involucró a funcionarios públicos, representantes sindicales, maestros, académicos y padres de familia. Nació de acuerdos entre los principales partidos políticos, el Gobierno de la República y el Congreso de la Unión. También se puede verificar su origen y propósito en los 18 foros regionales y tres nacionales que se llevaron a cabo entre los meses de febrero y junio de 2014. La Reforma Educativa no sólo es una iniciativa nacional, sino que toma en cuenta las diferencias regionales de nuestro país.

“La reforma no tiene contenido social, no va a apoyar a los que más lo necesitan” 

¡Falso!
La Reforma Educativa tiene dos objetivos fundamentales: elevar la calidad y promover la equidad en la educación, dando prioridad a las comunidades en condiciones de marginación y pobreza. Esto quedó plasmado en el artículo décimo tercero transitorio de la Ley General de Educación. Calidad de la educación es hacer efectivo que los alumnos tengan mejores maestros, que estén más tiempo en los planteles para que su formación sea más completa, que tengan acceso a alimentos sanos y nutritivos, que cuenten con mejores libros de texto y materiales educativos y que sus escuelas tengan instalaciones adecuadas y en buen estado.

“Van a despedir a los maestros que reprueben las evaluaciones”

¡Falso!

Los maestros actualmente en funciones conservarán su plaza. La Ley General del Servicio Profesional Docente establece en su artículo transitorio octavo que si en tres procesos de evaluación, con sus respectivas oportunidades de regularización, no obtienen niveles satisfactorios, dejarán de dar clases y serán asignados a otras tareas. Además, si es el caso, podrán optar por el retiro voluntario.

“Se vulneran los derechos de los maestros”

¡Falso!

Tendrán más derechos. La Ley General del Servicio Profesional Docente establecen que los maestros tienen derecho a participar en los cursos y capacitaciones, ser informados por lo menos tres meses antes de cada proceso de evaluación; a capacitarse conforme a los contextos regionales, sociales y culturales en que impartan clases; a la confidencialidad de los resultados de su proceso de evaluación de acuerdo a las leyes federales; a inconformarse con sus resultados; así como inscribirse a en los cursos de capacitación y profesionalización.

Además, los maestros ya no estarán solos en su formación porque conforme a la Reforma Educativa, está previsto que reciban el acompañamiento de tutores, asesores técnicos pedagógicos y supervisores; también contarán todo el año con programas de capacitación. Asimismo, se establecerán reglas claras y transparentes para reconocer a los mejores maestros, directores y supervisores, y entregarles apoyos y reconocimientos.

“La evaluación servirá para castigar a los maestros inconformes”

¡Falso!
La evaluación es imparcial, objetiva y transparente. La Ley General del Servicio Profesional Docente (LGSPD) establece que los procesos de evaluación se llevarán a cabo con pleno respeto a los derechos laborales de los maestros. Se detectarán  fortalezas y debilidades para mejorar el desempeño de los docentes mediante cursos de regularización, actualización y desarrollo profesional. Como se mencionó anteriormente, no habrá despidos injustificados y las evaluaciones serán justas y se llevarán a cabo con transparencia y objetividad.

“Se hicieron pruebas estandarizadas para perjudicar a los maestros de ciertos estados y regiones”

¡Falso!

Con la Reforma Educativa se impulsa, en favor de los maestros, una evaluación justa, objetiva y transparente. Los métodos e instrumentos no serán estandarizados puesto que en el país hay una gran diversidad de circunstancias en las que los maestros llevan a cabo su tarea. Para que la evaluación cumpla con sus objetivos, se crea el Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE). La Secretaría de Educación Pública y el INEE establecerán los lineamientos generales para los procesos de evaluación de todos los maestros del país, conforme a las condiciones y circunstancias regionales, sociales, culturales y de lengua originaria correspondientes.

Por su parte, la Ley del Servicio Profesional Docente dispone que la evaluación es un proceso que evaluará, entre otras cosas, la planeación, el dominio de los contenidos, el ambiente en el aula, las prácticas didácticas, la evaluación de los alumnos y el logro de aprendizaje de los mismos. Además, la Ley General de Educación establece “la participación de los educandos, padres de familia y docentes”, con lo que el proceso de evaluación se llevará a cabo a la vista de todos.

“Los padres de familia quedarán excluidos de la educación de sus hijos”

¡Falso!

La reforma fomenta la participación de los padres de familia. De acuerdo con la ley, los padres podrán conocer los planes y programas de estudio y las evaluaciones generales de la escuela de sus hijos, resguardando los datos personales y confidenciales de cada maestro.

Si así lo desean, también podrán participar como observadores en los procesos de evaluación de los maestros en los espacios de debate y diálogos en cada escuela, y podrán ser miembros de los Consejos de Participación en cada plantel, municipio, estado y en el Consejo Nacional de Participación Social en la Educación.

“En la Reforma Educativa los maestros son la parte menos importante de la educación”

¡Falso!
Con la Reforma Educativa se refuerza el principio de que los maestros son el elemento más importante de la educación que los alumnos reciben en la escuela. Se establecen reglas para reconocer a los maestros y a las escuelas que destaquen por sus méritos y desempeño general. También se incluirán incentivos, temporales o de única vez, y se ofrecerán mecanismos de acceso al desarrollo profesional.

Autor:
Secretaría de Educación Pública
Fecha de publicación:
08 de enero de 2015

La legalidad, veracidad y la calidad de la información es estricta responsabilidad de la dependencia, entidad o empresa productiva del Estado que la proporcionó en virtud de sus atribuciones y/o facultades normativas.