México es un país con gran diversidad de lenguas indígenas, las cuales significan una riqueza de visiones del mundo y de conocimientos que todos los habitantes requieren para seguir impulsando el desarrollo social de la Nación.