"Todos los niños y niñas tienen derecho a la Salud"

El Derecho a la Salud es un derecho humano.

Es decir, todos los niños tienen derecho a gozar de servicios médicos, vacunas, medicamentos, buena alimentación y agua potable.

Todos los niños tienen derecho a crecer sanos y a que sean siempre atendidos, y con prioridad, cuando lo necesiten.

Todas las niñas, niños y adolescentes tienen derecho a vivir en condiciones que permitan su crecimiento sano y armonioso, tanto físico como mental, material, espiritual, moral y social.

Incluso las madres tienen derecho, mientras están embarazadas o lactando, a recibir la atención médica y nutricional necesaria.
Por ello, las autoridades tienen la obligación de:
  • Reducir la muerte en niños
  • Asegurar a los niños asistencia médica y sanitaria para la prevención, tratamiento y rehabilitación de su salud
  • Promover la lactancia materna
  • Combatir la desnutrición mediante la promoción de una alimentación adecuada
  • Fomentar los programas de vacunación
  • Ofrecer atención a las madres embarazadas, antes y después del nacimiento del niño o la niña
  • Atender de manera especial a niños con VIH/SIDA
  • Que los niños y niñas con discapacidad reciban la atención necesaria.