El programa se elaboró en el seno del Consejo Consultivo para las Energías Renovables, iniciándose los trabajos en el mes de junio de 2013. No fue sino hasta los meses de enero a marzo que se realizaron adecuaciones para incorporar mandatos ya establecidos en la reforma constitucional en materia de energía. Se establecieron cinco objetivos:

Objetivo 1. Aumentar la capacidad instalada y la generación de electricidad a partir de fuentes renovables de energía.

Objetivo 2. Incrementar la inversión pública y privada en la generación, así como en la construcción y ampliación de la infraestructura para su interconexión.

Objetivo 3. Incrementar la participación de biocombustibles en la matriz energética nacional.

Objetivo 4. Impulsar el desarrollo tecnológico, de talento y de cadenas de valor en energías renovables.

Objetivo 5. Democratizar el acceso a las energías renovables mediante la electrificación rural, el aprovechamiento térmico y la participación social.

Con ello se desarrollaron 24 estrategias y 118 líneas de acción y su seguimiento se realizará mediante 10 indicadores. Destacan los siguientes elementos:

  • En el indicador de generación de energías renovables y cogeneración eficiente, la meta es alcanzar 24.9% en 2018 partiendo de una línea base de 14.78% en 2012.
  • El indicador de días trámites y cumplimiento de la Estrategia Digital Nacional reflejará las futuras mejoras administrativas y regulatorias.
  • El indicador de reservas probadas de geotermia reflejará los efectos de inversión gracias a reformas legales en materia de geotermia.
  • El índice de cadenas de valor reflejará la consolidación del sector empresarial mexicana, como se propone gracias a la reforma energética.