La obligación de emitir el Programa Especial de la Transición Energética(PETE) emana de la Ley de Transición Energética (LTE), que en su artículo 21 determina que éste es un instrumento de planeación de la política nacional en materia de energías limpias que debe elaborarse por la Secretaría de Energía.

El artículo 27 de la LTE establece que la Estrategia de Transición para Promover el Uso de Tecnologías y Combustibles más Limpios (en lo sucesivo la Estrategia), establecerá las políticas y las acciones que deberán ser ejecutadas mediante el PETE.

También indica en el Capítulo IV, Título Tercero, que el objetivo del PETE es instrumentar las acciones establecidas en la propia Estrategia para la Administración Pública Federal, asegurando su viabilidad económica.

Asimismo, prevé que el PETE deberá presentar especial atención a la extensión de la red de transmisión hacía las zonas con alto potencial de Energías Limpias y la modernización de la misma, para permitir la penetración de Energías Limpias, bajo condiciones de sustentabilidad económica.

Para efectos de seguimiento en la implementación del mismo, el PETE tendrá un carácter anual.