Observa la lectura que marca tu medidor antes de que la persona encargada del auto-tanque te suministre combustible (ésta será la lectura inicial).

Después de que la persona encargada de despachar el Gas L.P. haya terminado de cargar el combustible, debes observar la lectura que ahora marca el medidor  (Esta será la lectura final)

Para conocer la cantidad comprada, debes realizar la siguiente fórmula:

Lectura final – Lectura inicial = Cantidad comprada de Gas L.P. en metros cúbicos

Ejemplo:

Si la lectura inicial es de 100 (m³), y la lectura final es de 150 (m³), la compra real es de:

150 -100 = 50 (m³) de Gas L.P. comprado

Para saber la cantidad a pagar, debes convertir este consumo en litros y después multiplicarlo por el precio correspondiente. Conocer la metodología para realizar la conversión.

Nota: Los indicadores de nivel de los tanques estacionarios no son medidores. Para obtener mayor información sobre su utilización y calcular su consumo, te recomendamos accesar al vínculo: "Calcula tu consumo de Gas L.P.

Importante: 

·         Asegúrate que el auto-tanque o camión que reparte y distribuye el gas L.P a tu hogar tenga a la vista el precio por litro o el precio por kilogramo según corresponda, de acuerdo a tu localidad. Las empresas distribuidoras de Gas L.P. están obligadas a señalar dicho precio.

·         No pagues más de lo que cuesta el Gas L.P. Si pretenden cobrarte un precio más alto, denúncialo ante la Procuraduría Federal del Consumidor PROFECO al número telefónico 55-68-87-22 en el Distrito Federal o al 01-800-468-87-22 desde cualquier parte de la República. También puedes enviar un correo electrónico a asesoria@profeco.gob.mx