• Rafael Pacchiano informó detalles de la expedición internacional que se lleva a cabo en coordinación con NOAA para realizar nuevo censo de la especie

• En un recorrido por el área de protección se tuvieron dos avistamientos, que permitieron la observación de tres ejemplares 


La Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales arrancó el pasado 26 de septiembre una expedición junto con especialistas del Comité Internacional para la Recuperación de la Vaquita (CIRVA), a fin de realizar un nuevo censo para estimar el tamaño de la población de esta especie endémica, lo que permitirá tener una línea base para medir la efectividad de la política pública de protección, iniciada en mayo de este año.

Informó lo anterior Rafael Pacchiano Alamán, Secretario de Medio ambiente y Recursos Naturales, luego de un recorrido realizado en el área de protección a bordo de la embarcación Ocean Starr, la cual cubrirá un área de aproximadamente 100 millas por 50 millas náuticas, abarcando toda el área de distribución de la especie en el norte del Golfo de California.

Con júbilo, el funcionario federal anunció que en este recorrido hubo dos avistamientos de vaquita marina, en los que tuvo la oportunidad de observar tres ejemplares, un macho, una hembra y uno más del cual no se pudo descifrar su sexo. 

Pacchiano Alamán calificó estos momentos como "únicos y especiales" y reiteró el compromiso del Gobierno de la República de trabajar intensamente en el rescate de la marsopa más pequeña del mundo.

Asimismo, aclaró que el presupuesto destinado a la Estrategia Integral para la Recuperación de la Vaquita Marina y la Totoaba en el Alto Golfo de California está asegurado y no sufrirá ninguna afectación. Detalló que ésta consiste en la ampliación del polígono del área de refugio; suspensión de actividades de pesca por dos años; programa de compensación a permisionarios, pescadores y cadena productiva relacionada con la pesquería suspendida; y vigilancia comunitaria.

Por su parte, el Gobernador de Baja California, Francisco Vega de Lamadrid, destacó el compromiso y disposición de la autoridad estatal para seguir apoyando este esfuerzo internacional que pone al estado en los ojos del mundo, y que al garantizar que "sí hay vaquitas", abre una ventana de proyección para hacer del Puerto de Fondeport, un lugar más atractivo.

En tanto, Barbara Taylor, representante de la Administración Nacional Oceanográfica y Atmosférica (NOAA, por sus siglas en inglés) y quien encabeza esta expedición junto con Lorenzo Rojas Bracho, Coordinador de Investigación y Conservación de Mamíferos Marinos del INECC, aseguró que no existe hasta el momento, un esfuerzo a nivel mundial como el que está haciendo México para rescatar una especie y por ello la NOAA ofrece su conocimiento y tecnología para fortalecer los acciones y lograr este objetivo.

Explicó que la expedición abordo del Ocean Starr tendrá una duración de dos meses e incluye dos componentes: un equipo realizará una inspección visual desde el buque usando binoculares de alta potencia, hasta cinco kilómetros de distancia, con los que se podrá detectar a la especie. El otro grupo de especialistas desplegará una red de boyas de detección acústica en aguas con poca profundidad para escuchar los sonidos de ecolocación de la marsopa, en donde se emplearán 150 hidrófonos, 120 más de los que se ocuparon en el monitoreo del 2008.

Finalmente, Mario Aguilar Sánchez, Comisionado Nacional de Acuacultura y Pesca (CONAPESCA), destacó el trabajo interinstitucional entre la SEMARNAT, la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA), la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA) y el Gobierno estatal, pero sobre todo, dijo, el éxito de este programa se debe al compromiso de los pescadores.

La vaquita marina es el mamífero marino más pequeño y la especie más amenazada de las 128 que existen en el mundo. Es una especie endémica del Alto Golfo de California y Delta del Río Colorado.

Comunicado de Prensa Núm. 188/15  | San Felipe, BC., a 01 de octubre de 2015