El objetivo de este acuerdo internacional es regular y eliminar el consumo de Sustancias Agotadoras de la Capa de Ozono (SAOs) en el mundo.

Actualmente, más de 196 países forman parte de este acuerdo. México fue uno de los primeros países en firmar este Protocolo y el primero en ratificarlo, asimismo ha desarrollado mas de 100 proyectos en los sectores de refrigeración industrial y doméstica, espumas, aerosoles, sistemas de enfriamiento centrífugo, halones, asistencia técnica y capacitación, entre otros, para reducir su consumo de SAOs.

Por lo anterior, todos los refrigerantes domésticos y comerciales, así como los productos en aerosol producidos en México hoy en día se encuentran libres de clorofluorocarbonos (CFC). Asimismo, gracias a una estrategia de eliminación total de CFC en el sector de espumas de poliuretano, se apoyó a más de 200 empresas de los subsectores automotriz, de la construcción, suelas de zapatos y aplicaciones diversas en el cambio tecnológico y capacitación para el uso de sustancias alternativas a los CFC que a su vez sean mas amigables con el ambiente. De la misma forma, en 2005 México cierra su producción de CFC, con lo que se elimina la fabricación de estas sustancias en América del Norte y en un 60% la producción continental.

 
 SISSAO

 

El Sistema de Información y Monitoreo de Importaciones, Exportaciones y Producción de Sustancias Agotadoras de la Capa de Ozono (SISSAO) es un instrumento para el registro estadístico, así como una medida para persuadir la importación ilegal de dichas sustancias.

A través del SISSAO se obtendrá información actualizada para las entidades involucradas con el comercio de dichas sustancias, para las empresas que las utilizan y para el público en general.

Este sistema lo administra la SEMARNAT y se desarrolló en coordinación con la Administración General de Aduanas de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público y la Secretaría de Salud.