La norma emergente es una de más de 168 medidas que están siendo evaluadas por los expertos y que permitirán en el corto y mediano plazo mejorar la calidad del aire que respiramos.

En su elaboración, la norma ha sido en todo momento revisada y discutida por científicos, gobierno federal, gobiernos locales, diversas cámaras y la industria automotriz.

La norma tiene un carácter emergente y, por lo tanto, temporal. Entra en vigor a partir del próximo 1 de julio y tiene una vigencia de seis meses que podrá prorrogarse por un periodo igual si fuese necesario.