En Río+20, los Jefes de Estado fortalecieron su compromiso para acelerar el cambio hacia patrones de consumo y producción sostenibles, a través de la adopción del Marco Decenal de Programas sobre Modalidades de Consumo y Producción Sostenibles (10YFP por sus siglas en ingles), tal como se expresa en el párrafo 226 del documento final “El Futuro que Queremos”.

 

El 10YFP es un resultado concreto y operacional de Rio+20. Responde al Plan de Aplicación de Johannesburgo de 2002, y se construye sobre la base de ocho años de trabajo en el maro del Proceso de Marrakech – un proceso participativo, que contó con la actuación activa de todas las regiones y actores interesados, lanzado en el 2003. A través de dicho proceso, se identificaron las necesidades globales y regionales sobre consumo y producción sostenibles (CPS), y se apoyó el desarrollo de estrategias regionales sobre CPS y la implementación de 33 proyectos demostrativos en el mundo. El 10YFP se construirá también sobre las base del trabajo de los centros nacionales de producción más limpia y otras mejores prácticas de CPS involucrando a una amplia gama de actores.

 

El documento del 10YFP adoptado (A/CONF.216/5) proporciona la visión, objetivos y valores del 10YFP así como sus funciones, estructura organizacional, medios de implementación, y los criterios para el diseño de programas así como una lista inicial, no exhaustiva, de cinco programas. El PNUMA ha sido requerido a actuar como Secretariado del 10YFP y a establecer y administrar un Fondo Fiduciario para apoyar la implementación de CPS en los países en desarrollo y en países con  economías en transición.

 

La Asamblea General de las Naciones Unidas, en su 67ª Sesión (UNGA67), decidió establecer una Junta integrada por diez miembros, a razón de dos miembros por cada grupo regional de las Naciones Unidas. Asimismo, la UNGA67 nominó a ECOSOC como el ente interino para recibir reportes del Secretariado y la Junta.