El cambio climático es uno de los retos más importantes que afronta la
humanidad en el siglo XXI. De acuerdo con el Panel Intergubernamental
sobre Cambio Climático (IPCC, por sus siglas en inglés), la temperatura
de la Tierra ha aumentado en 0.85°C desde la era preindustrial y se espera
que para finales de siglo, lo haga en un rango de 2° a 4°C. Este cambio es resultado
de las actividades antropogénicas.
Ante este desafío, todos los países –sin importar ubicación geográfica o nivel
de desarrollo– deben implementar acciones para mitigar Gases y Compuestos
de Efecto Invernadero (GyCEI) y reducir la vulnerabilidad ante los impactos del
cambio climático.