Cada vez que lleve a su hija o hijo Adolecente a la Unidad Médica, solicite al personal médico o de enfermería, que: