La salvaguarda de la vida humana en la mar es una preocupación permanente de todas las naciones, en especial, de aquellas cuyo progreso económico está ligado de manera fundamental, a las diversas actividades desarrolladas en sus mares adyacentes y del aprovechamiento de sus recursos.

La Armada de México históricamente se ha responsabilizado de la ejecución de las operaciones de Búsqueda y Rescate (SAR, por sus siglas en inglés, termino comúnmente aceptado a nivel internacional para referirse a estas operaciones), utilizando los medios disponibles, buques, embarcaciones, aeronaves y personal, sin embargo, el Alto Mando de la Armada de México consiente de la importancia de la salvaguarda  de la vida humana en la mar, estableció como uno de los retos y prioridades, la optimización de las operaciones de búsqueda y rescate marítimo para que, de manera sistematizada y con los medios adecuados, responda a la demanda creciente de auxilio marítimo, de acuerdo con el Sistema Mundial de Socorro y Seguridad Marítima.

Para estar en capacidad de responder de manera inmediata y efectiva a toda llamada de auxilio generada en aguas nacionales y en condiciones meteorológicas adversas, se han ejecutado acciones para desarrollar el Sistema Nacional de Búsqueda y Rescate Marítimo, a través de la Subsección de Búsqueda y Rescate, perteneciente a la Sección Tercera (Operaciones) del Estado Mayor General de la Armada, cuya  misión es el desarrollo y promulgación de la Doctrina de Búsqueda y Rescate, además de establecer los mecanismos de organización del Sistema Nacional  de Búsqueda y Rescate (SAR); Así mismo, se estableció el Centro Coordinador de Búsqueda y Rescate Marítimo Nacional (NMRCC-MÉXICO) en el Centro de Mando y Control (CC2) del Estado Mayor General de la Armada (EMGA), que coordina y da seguimiento a las operaciones de Búsqueda y Rescate dentro de la Región de Búsqueda y Rescate Marítimo (MSRR).

Para mejorar la calidad y efectividad de la respuesta de la Armada de México a las emergencias marítimas para salvaguardar la vida humana en la mar mediante las siguientes acciones:

  • Se incorporaron al despliegue de Mandos Navales, las Estaciones Navales de Búsqueda, Rescate y Vigilancia Marítima (ENSAR) dependiendo de éstos operativa y administrativamente. Estableciéndose la primera en Puerto Vallarta, Jalisco el 4 de abril del 2007, y 16 más en los puertos de Ensenada, B.C., Los Cabos, B.C.S., Huatulco, Oax., Isla Mujeres, Q. Roo., Acapulco, Gro., Mazatlán, Sin., Yukalpeten, Yuc., Cd. del Carmen, Camp., La Paz, B.C.S.,  Guaymas y Puerto Peñasco, Son., Tampico y Mezquital, Tamps., Manzanillo, Col., Puerto Chiapas, Chis. y Cozumel, Q. Roo; en el 2015 se crearon las ENSAR de Loreto y Santa Rosalía, B.C.S., San Felipe, B.C., Puerto Libertad, Son., Topolobampo, Sin., San Blas, Nay., Salina Cruz, Oax. y Lerma, Camp., para un total de 25 estaciones.
  • Las ENSAR cuentan con los medios adecuados para desarrollar las actividades de búsqueda, rescate y vigilancia marítima en tiempo y forma. Existen dos tipos de estaciones, las tipo “A” y tipo “B”, las primeras cuentan con una embarcación autoadrizable para condiciones meteorológicas adversas tipo MLB de 47 (14.32 mts.)  pies y dos embarcaciones rápidas tipo Defender de 33 pies (10.05 mts.), con excepción de ENSAR Carmen que cuenta con dos embarcaciones de cada tipo; y las estaciones tipo “B” con dos embarcaciones rápidas tipo Defender.
  • Sistematizar la capacitación y entrenamiento del personal destinado a desarrollar las acciones de búsqueda y rescate, para tal efecto, se creó con fecha 1 de septiembre del 2007 la Escuela de Búsqueda, Rescate y Buceo (ESBUSREB), con sede en la Octava Región Naval en el Puerto de Acapulco, Gro.
  • Se desarrollaron e implementaron los procedimientos y mecanismos de coordinación a nivel nacional e internacional necesarios para recibir, transmitir la información y dar el seguimiento en forma oportuna a las llamadas de socorro o información relativa a emergencias marítimas, aéreas y terrestres a lo largo del territorio nacional.

Los aspectos fundamentales en el impulso del Sistema de Búsqueda y Rescate a cargo de la Armada de México son: la creación de 20 Estaciones Navales de Búsqueda, Rescate y Vigilancia Marítima adicionales a las 25 ya existentes, la organización y optimización de las operaciones SAR, la adquisición de equipo especializado, la implementación de la doctrina apegada al sistema SAR internacional, la estandarización en los principios, conceptos y procedimientos SAR y el entrenamiento del personal.

Con estas acciones se proporciona respuesta inmediata y efectiva en las operaciones de búsqueda y rescate, con el fin de  salvaguardar la vida humana en la mar, mediante la localización de personas, rescate, asistencia médica, evacuaciones marítimas o aéreas y apoyo a embarcaciones.