El rol de los organismos electorales locales

Fortalecer la democracia con autoridades electorales que evolucionan: Reforma Política-Electoral

La Reforma Política-Electoral establece que en las entidades federativas las elecciones locales seguirán estando a cargo de los organismos electorales de los estados y el Distrito Federal. La Constitución señala que estos organismos públicos locales electorales ejercerán funciones en las siguientes materias:

  1. Derechos y el acceso a las prerrogativas de los candidatos y partidos políticos;
  2. Educación cívica;
  3. Preparación de la jornada electoral;
  4. Impresión de documentos y la producción de materiales electorales;
  5. Escrutinios y cómputos en los términos que señale la ley;
  6. Declaración de validez y el otorgamiento de constancias en las elecciones locales;
  7. Cómputo de la elección del titular del poder ejecutivo;
  8. Resultados preliminares; encuestas o sondeos de opinión; observación electoral y conteos rápidos;
  9. Organización, desarrollo, cómputo y declaración de resultados en los mecanismos de participación ciudadana que prevea la legislación local;
  10. Incluso, en casos específicos, el INE podrá delegar algunas de sus funciones en estos organismos.

En este sentido, para fortalecer el voto ciudadano en los comicios locales, la reforma establece que los miembros de estos organismos serán designados y removidos por el INE, con votación calificada de cuando menos ocho votos del Consejo General. Asimismo, con una aprobación de cuando menos ocho consejeros, y en los supuestos que instituye la ley, el INE podrá asumir directamente la realización de las actividades propias de la función electoral que corresponden a organismos públicos locales y atraer a su conocimiento cualquier asunto de su competencia, cuando lo amerite su trascendencia.

La Reforma Política-Electoral modifica la relación entre poderes y entre éstos y la ciudadanía
Autor:
Secretaría de Gobernación
Fecha de publicación:
11 de agosto de 2014

La legalidad, veracidad y la calidad de la información es estricta responsabilidad de la dependencia, entidad o empresa productiva del Estado que la proporcionó en virtud de sus atribuciones y/o facultades normativas.