Las mexicanas y los mexicanos sentimos una identificación profunda con nuestros Símbolos Patrios, cariño y respeto auténticos que se han mostrado perdurables en el tiempo. No es casual que los elementos básicos del Escudo Nacional casi no hayan cambiado desde 1811 y la Bandera Nacional haya permanecido con su tres franjas verticales características desde 1821.

La permanencia de los componentes básicos de los Símbolos Patrios testimonia el arraigo de la identidad nacional y al mismo tiempo, sus pequeñas variaciones representan la continua búsqueda de una Nación unida y prospera. Por ello, al rendir honores a la bandera, recordamos nuestro pasado en común, nuestras luchas históricas y nuestro compromiso con el futuro de la patria.

En el presente documento se explica de manera sencilla las características, requerimientos y programas para realizar Ceremonias Cívicas de IzamientoIncineración y Abanderamiento