Arteaga, Coah., a 25 de enero de 2014

 Mensaje de la secretaria de Desarrollo Social, Rosario Robles Berlanga, en la toma de protesta a integrantes de Comités Comunitarios y promotores voluntarios de la Cruzada Nacional Contra el Hambre, en Arteaga, Coahuila.
 
Licenciado Blas José Flores Dávila, me da mucho gusto estar aquí en la Universidad, en estas magnificas nuevas instalaciones, en la Universidad Autónoma de Coahuila. Ingeniero Jesús Durán Flores, presidente municipal de Arteaga; gracias por la hospitalidad, por la bienvenida. Ingeniero Miguel Ángel Riquelme Solís, presidente municipal de Torreón; gracias por estar aquí con nosotros. Ingeniero Isidro López Villarreal; muchas gracias, presidente municipal de Saltillo. Yo soy de la calle de Abasolo, así que soy del viejo Saltillo, se nota ¿verdad? que ya soy del viejo Saltillo. Me da mucho gusto estar acompañada, y lo vuelvo a decir, del licenciado Javier Guerrero García, nuestro subsecretario de Desarrollo Comunitario y Participación Social. Igualmente agradezco mucho a nuestras distinguidas personalidades que nos acompañan: a nuestro delegado, aquí en Coahuila, nuestro delegado de Sedesol, Emilio Andrés Mendoza.
Gracias. Venir del sur al norte, siempre es una gran experiencia. Muchísimas gracias por el trabajo maravilloso que se está haciendo aquí. Qué puedo decir de don Eliseo Mendoza Berrueto. Muchas gracias, ahora en su carácter de presidente de la Junta de Gobierno del Congreso de Coahuila.
Muchas gracias por su presencia. Jorge García Castillo está representando aquí a estos jóvenes voluntarios, aquí en el presidium. El ingeniero Rodrigo Fuentes Ávila, secretario de Desarrollo Social del estado, con quien estamos trabajando de la mano en todo este proyecto. Y agradezco siempre la presencia, solidaridad y acompañamiento en todo este trabajo que hacemos, ella desde el Senado, otra muy querida coahuilense, la senadora Hilda Flores.
Muchas gracias por estar aquí. Y por supuesto le agradezco a mi tocaya, Rosario Flores, no sé por dónde anda, su trabajo en este proceso de participación comunitaria a favor de la Cruzada Nacional Contra el Hambre. Y a todos ustedes, brigadistas, comités comunitarios, habitantes de San Antonio de las Alazanas.
Estamos cumpliendo un año de la Cruzada Nacional Contra el Hambre, un año de que el presidente Enrique Peña Nieto con toda valentía, con toda honestidad, reconociera que en México hay hambre y pusiera en el centro de la agenda nacional la necesidad de combatir la pobreza extrema alimentaria, y de señalar que si alguna lucha y algún combate habría que dar, era éste: la lucha contra el hambre, la pobreza, la desigualdad. A un año de que se pusiera en marcha este programa, hoy tenemos resultados muy importantes: de esos 7 millones que nos planteamos como población objetivo, 3 millones ya comen mejor; en 10 meses, ya comen mejor.
Siempre dijimos que esta estrategia sería de articulación y de coordinación con los gobiernos estatales y municipales y con la sociedad; que la tarea de combatir el hambre es de todos, no sólo del gobierno, sino de la sociedad y de todos los niveles de gobierno; por eso, siempre da mucho gusto estar en un lugar como Coahuila, en el que su gobernador no sólo ha puesto también en la primera línea la tarea de combatir la pobreza, sino que ha llevado esta causa a nivel de ley, y esto es bien importante gobernador, porque creo que es el único estado donde se asume este compromiso.
Y que se ha hecho una labor, con la misma filosofía “Que hable Coahuila” y que nos diga en dónde están esas personas, esos ciudadanos que tienen las carencias, para que lleguemos a ellos, porque esa ha sido la instrucción del presidente Enrique Peña Nieto: que los recursos lleguen a donde tienen que llegar, a la gente que tiene carencia alimentaria, a la gente que tiene rezago educativo; a la gente cuya vivienda aún no tiene la calidad de una vivienda digna; a la gente que en sus colonias todavía no tiene drenaje, agua potable, saneamiento; a la gente cuyo ingreso todavía no es suficiente para vivir con prosperidad y con dignidad.
Por eso nos da mucho gusto que aquí, en Coahuila, podamos articular este esfuerzo y llegar, realmente, a quienes verdaderamente lo necesiten; además, con estos comités comunitarios, sin intermediarios; que nadie lucre con la pobreza del pueblo, sino llegando directamente con los recursos a favor de la gente.
Hoy hemos entregado apoyos muy importantes, pero yo les he pedido en todos los lugares que visitamos, que la instrucción que tenemos del presidente Peña es que erradiquemos la palabra apoyo de nuestro vocabulario. Son derechos. Esto no sale del bolsillo de ninguno de nosotros; esto sale del bolsillo de los mexicanos y de su solidaridad con los más pobres. Estamos cumpliendo compromisos realizados por el presidente Peña en la campaña y decisiones presidenciales. Uno de ellos, el Programa 65 y Más, que fue el planteamiento que hizo el presidente de ampliar esta Pensión para Adultos Mayores de 70 a 65 años. Es un honor decir, que en tan solo un año, afiliamos a este programa a 2 millones y medio de mexicanos adultos mayores. Hicimos en un año, el 70 por ciento de lo que se hizo durante ocho años, señor gobernador; sólo en un año, afiliamos 2 millones y medio de mexicanos en el Programa de Adultos Mayores.
Pusimos en marcha el Seguro para Jefas de Familia. Aquí hay muchas mujeres y saben… ¿Cuántas son madres? Levanten la mano… La mayoría. Y de todas ustedes ¿Cuántas son jefas de familia, mujeres que sostienen su hogar? Todas las mujeres que somos madres, pero sobre todo las que están al frente de un hogar y son el sostén único de su familia, siempre tienen la angustia y siempre tenemos la angustia de pensar ¿qué pasaría con nuestros hijos si nosotras llegamos a faltar? ¿sí o no mujeres? En la noche nos dormimos y decimos: ¡carambas, gracias por tener un día más de vida; gracias por poder proteger a nuestros hijos, y queremos y rezamos que tengamos vida para verlos crecer sanos, fuertes como hombres y mujeres de bien! El presidente Peña pensó en las mujeres y dijo: “tenemos que proteger a un niño y a una niña si su madre llega a faltar; tenemos que pensar en el futuro”. Y hoy tenemos, en este Seguro para Jefas de familia, a más de tres millones de mujeres que saben que si ellas no están, sus hijos estarán protegidos desde que son pequeños hasta que terminen la universidad. El presidente dijo: “el Programa Oportunidades no va a desaparecer, va a crecer y va a modificarse, se va a fortalecer”. Hoy entregamos Oportunidades, pero queremos que Oportunidades prospere; queremos que Oportunidades no se sienta como una dádiva del gobierno; queremos que Oportunidades, y es el cambio que le hemos hecho al programa a partir de este año, esté vinculado a una actividad productiva; que los jóvenes que son becados en la primaria, en la secundaria y en la preparatoria por el Programa Oportunidades, ahora tengan becas para seguir estudiando a nivel superior.
Es uno de los grandes cambios que le hemos hecho al programa.
Que las mujeres que son derechohabientes del Programa Oportunidades, participen en un proyecto productivo y puedan construir su propia historia de éxito, porque eso es lo digno, la verdadera autonomía económica tiene que ver con el trabajo y el ingreso que sale del propio esfuerzo. ¡Y las mujeres para eso nos pintamos solas! Ampliamos el programa de 12 servicios de salud a 27 servicios que hoy va a cubrir el Programa Oportunidades.
Y lo más importante: incorporamos el derecho de audiencia para que nadie, ningún funcionario de ningún nivel, pueda impunemente, por razones de orden que no sean las sociales, excluir a alguna mujer o a algún beneficiario del Programa de Oportunidades.
Ahora va el derecho de audiencia para que la gente pueda hablar y exponer su punto de vista. Así es que estamos trabajando y estamos cumpliendo las decisiones presidenciales. La más importante, esta Cruzada Nacional Contra el Hambre porque, lo dijo el presidente Peña, “no podemos estar tranquilos mientras haya hambre en el país”.
Y aquí en Coahuila, pensamos en las dos grandes ciudades. Y la gente nos cuestionó ¿por qué ponen a las ciudades en un programa de combate al hambre? Porque en las ciudades hay pobreza; porque a las ciudades llegan quienes en sus lugares de origen no encuentran una oportunidad para prosperar y para progresar; porque de los 53 millones de pobres que hay en México, 36 millones viven en las zonas urbanas del país, y es en estas zonas urbanas donde se da la polarización social, donde se rompe el tejido social y donde se generan muchos de los problemas que hoy estamos padeciendo. Y por eso, el 21 de enero de este año, el presidente Peña nos dio la instrucción de ir más a fondo con el Programa de Combate a la Pobreza Urbana, pero le quiero decir algo muy importante gobernador, que tiene usted en Javier Guerrero un gran vocero, y tiene también en nuestro delegado un gran interlocutor.
Vamos a ampliar los municipios de la Cruzada Nacional Contra el Hambre en Coahuila, para empatarlos con los criterios de selección de la encuesta que se realizó y podamos llegar ahí donde usted ya tiene, con nombre y apellido, a las personas, a los hombres, a las mujeres, a los niños, a las niñas que no tienen qué comer, y ahí vamos a llegar conjuntamente con usted, señor gobernador.
Agradezco a todos ustedes estar aquí esta mañana.
Yo creo que cuando mi padre y mi madre se fueron a vivir a la Ciudad de México, nunca pensaron que aquí regresaríamos, primero como Jefa de Gobierno del Distrito Federal y ahora como Secretaria de Estado. Me siento muy orgullosa de mis raíces, me siento muy orgullosa de los valores de los coahuilenses; de la fuerza, de la valentía que me dieron mis abuelos y que me dieron mis padres.
Aquí corre sangre coahuilense y, ojo, por constitución tengo aquí todos los derechos señor gobernador.
¡Muchísimas gracias!
oo0oo