México, D. F., a 15 de septiembre de 2013
Con la seguridad social universal propuesta por el gobierno de la República, todas las personas adultas mayores gozarán de este derecho y no sólo los beneficiarios del Programa Pensión para Adultos Mayores, afirmó Ernesto Javier Nemer Álvarez, subsecretario de Desarrollo Social y Humano de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol).

Nemer Álvarez explicó que al inicio de la actual administración, el Programa “70 y Más” funcionaba con un padrón de tres millones de adultos mayores y ahora, con la ampliación instruida por el presidente Enrique Peña Nieto, llega a adultos mayores de 65 años, con lo que beneficia a 4.6 millones de personas que reciben un apoyo mensual de 525 pesos, pagadero bimestralmente.

Por ahora, los beneficiarios deben tener 65 años de edad mínima y no estar pensionados o jubilados. Sin embargo, de aprobarse la reforma hacendaria propuesta por el Ejecutivo, todos los mexicanos recibirían su pensión sin importar su nivel socioeconómico. “Todos los adultos mayores que tengan esa edad podrán incorporarse a la seguridad social universal.”

Sobre los recursos para el Programa, el funcionario federal explicó que se contará con lo que apruebe la Cámara de Diputados en el presupuesto de egresos. 

Finalmente, el subsecretario Nemer Álvarez recordó que para inscribirse al Programa es necesario acudir a los módulos en las 31 entidades de la República y en el Distrito Federal, donde deberá presentarse la credencial del IFE u otra identificación oficial, como pasaporte o cartilla, acta de nacimiento y constancia de residencia, y llenar un formato para, en dos meses, comenzarán a recibir su apoyo.