La subsecretaria de Planeación, Evaluación y Desarrollo Regional de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol), Vanessa Rubio Márquez, recibió al secretario de Desarrollo Social del estado de Coahuila, Rodrigo Fuentes Ávila, con quien celebró la firma del Convenio de Coordinación para el Intercambio de Información entre la Sedesol y el Gobierno de Coahuila para la Integración del Padrón Único de Beneficiarios.

Este padrón permitirá a las dependencias estatal y federal contar con información más completa sobre las carencias sociales en la entidad, a fin de ejecutar políticas más efectivas en favor de los coahuilenses.

A partir de esta colaboración la Sedesol tendrá acceso a la encuesta “Coahuila Habla”, desarrollada por el gobierno del estado y que cuenta con un diagnóstico detallado de desarrollo social para 1.3 millones de habitantes, información que será complementada por el Padrón Único de Beneficiarios de la Secretaría.

Por su parte, la Sedesol le otorgará al gobierno de Coahuila el acceso al Sistema de Focalización de Desarrollo (SIFODE), una base de datos que transparenta la información socioeconómica de los hogares, permitiendo un mejor seguimiento a los beneficiarios de los programas sociales y mejorando las capacidades de planeación y evaluación de la política social.

Durante la reunión, la subsecretaria agradeció la colaboración del gobierno de Coahuila para la integración de los padrones estatal y federal, y resaltó la importancia que tiene la firma de este tipo de convenios para homologar esfuerzos en materia de programas sociales, mejorar la focalización y evitar duplicidades. Con ello, afirmó, se mejorará el combate a la pobreza.

Gracias a la firma de este convenio la Sedesol ofrecerá capacitación al gobierno de Coahuila para el levantamiento de cuestionarios únicos que puedan integrarse a las bases de datos compartidas, y así alimentar la generación de políticas innovadoras y focalizadas que garanticen el derecho de los coahuilenses a una alimentación suficiente nutritiva y variada; una educación básica que incida positivamente en sus capacidades de desarrollo; servicios de salud y seguridad social; y una vivienda firme y digna, que cuente con acceso a servicios básicos como agua potable, drenaje, saneamiento y electricidad.

México, D. F., 16 de enero de 2016