• Participó en la 34° edición del Periodo de Sesiones de la Conferencia Regional de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO)

La subsecretaria de Planeación, Evaluación y Desarrollo Regional, Vanessa Rubio Márquez destacó que México es uno de los países con la medición más estricta y completa de pobreza multidimensional, y puso como ejemplo el resto de los países de América Latina y el Caribe, donde se mide exclusivamente con base en el factor ingreso de las personas.

Precisó que en México se toman en cuenta muchas más variables, que van desde el ingreso, alimentación, educación, servicios básicos en la vivienda y de salud, hasta calidad y espacios de la vivienda, así como seguridad social.

Rubio Márquez  participó en el Panel “Retos y perspectivas para la seguridad alimentaria y nutricional en América Latina y el Caribe: de los Objetivos de Desarrollo del Milenio a los Objetivos de Desarrollo Sostenible”, en el marco de la 34° edición del Periodo de Sesiones de la Conferencia Regional de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), que por tercera vez se realiza en México.

Durante su intervención en el foro realizado en un hotel de la Ciudad de México, la subsecretaria Rubio hizo énfasis en que se está trabajando de manera decidida y coordinada hasta que no haya un solo mexicano que padezca carencia alimentaria en el país.

Explicó que, de acuerdo con el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), en México existen 7.1 millones de personas en condiciones de pobreza extrema alimentaria, para quienes se implementan 90 distintos programas de 19 dependencias coordinados por la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) en el marco de la Cruzada Nacional Contra el Hambre.

En su exposición, hizo notar que a través del Programa de Atención Alimentaria se beneficia a 2.8 millones de mexicanos que reciben trasferencias de 668 pesos al mes, 13 millones de beneficiarios de Diconsa, 6.4 millones de consumidores de leche fortificada Liconsa y 544 mil 701 personas que reciben alimentación sana, variada y suficiente en los comedores comunitarios.

“Se está trabajando de manera decidida y coordinada hasta que no haya un solo mexicano que padezca carencia de alimentación en todos los rincones de nuestro país”, destacó la subsecretaria.

En el marco de este evento, Vanessa Rubio sostuvo un encuentro bilateral con el secretario nacional de Seguridad Alimentaria del Ministerio de Desarrollo Social y Lucha contra el Hambre de Brasil, Arnoldo de Campos, con quien intercambió experiencias sobre los programas Hambre Cero y Bolsa Familia de Brasil y la Cruzada Nacional Contra el Hambre y Prospera de México.

En el Panel “Retos y perspectivas para la seguridad alimentaria y nutricional en América Latina y el Caribe: de los Objetivos de Desarrollo del Milenio a los Objetivos de Desarrollo Sostenible”, participaron los ministros de Desarrollo Social de Paraguay y de Antigua y Barbuda, el vicecanciller de Nicaragua, así como el oficial principal de Políticas de la FAO para América Latina y el Caribe.

En 2013, la Sedesol y la FAO firmaron un Memorando de Entendimiento para sumar esfuerzos en apoyo a la Cruzada Nacional Contra el Hambre, y en agosto de 2015 suscribieron un convenio para fortalecer la cooperación internacional en la promoción de la seguridad alimentaria.

Vanessa Rubio se reunirá este jueves 3 de marzo con el director regional para América Latina y el Caribe del Programa Mundial de Alimentos, Miguel Barreto, para fortalecer las acciones de los programas de la Sedesol en términos de metas de nutrición.

Ciudad de México, 2 de marzo de 2016



FOTO 1 La subseceretaria Vanessa Rubio particip  en la 34  edici n del Periodo de Sesiones de la Conferencia Regional de la FAO.JPG