La subsecretaria de Planeación, Evaluación y Desarrollo Regional, Vanessa Rubio Márquez, y el jefe de la Oficina del Secretario de Desarrollo Social (Sedesol), Julio César Guerrero, se reunieron hoy con el gobernador de Guerrero, Héctor Astudillo, en el Puerto de Acapulco, donde anunciaron que durante el presente año se instalarán 200 comedores comunitarios en el estado.

Con la operación de estos comedores alrededor de 24 mil niños, niñas, mujeres embarazadas o en lactancia, personas con discapacidad, adultos mayores y otras personas en situación de vulnerabilidad alimentaria podrán contar con una alimentación nutritiva, variada y suficiente.

La subsecretaria Rubio Márquez destacó que con la apertura de estos comedores comunitarios, habrá más de 150 mil guerrerenses beneficiados en total con este programa.

En el encuentro, se acordó impulsar y dar seguimiento puntual al Acuerdo por un Guerrero sin Pobreza, que suscribieron el pasado 31 de octubre el secretario José Antonio Meade Kuribreña y el gobernador Astudillo Flores, a fin de fortalecer los esquemas de colaboración para abatir las carencias sociales en la entidad.

La reunión permitió hacer un diagnóstico de la pobreza en el estado, y se expusieron intervenciones exitosas de combate a esta condición. Además, se identificaron acciones estratégicas de inclusión social, así como los municipios prioritarios para su ejecución.

Se destacó que Guerrero fue la entidad en el país que más logró reducir la pobreza extrema de acuerdo con la última medición del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), ya que entre 2012 y 2014, al menos 243 mil personas lograron superar esta condición, equivalentes a una reducción de 22 por ciento.

Julio Guerrero Martín presentó la Estrategia de Inclusión en Guerrero y resaltó que el objetivo es trabajar coordinadamente por un estado incluyente, en el que todos puedan ejercer plenamente sus derechos sociales, “es donde todos los niños y niñas asistan a la escuela desde preescolar, donde el acceso a la salud y a la seguridad social le dé tranquilidad al patrimonio de sus familias, donde todos tengan viviendas dignas con servicios y habitaciones suficientes, y donde los hogares tengan comida suficiente y variedad en su alimentación", puntualizó.

En el encuentro también participaron los titulares de las dependencias estatales que operan programas sociales, así como los delegados federales de las distintas dependencias que forman parte de la Cruzada Nacional Contra el Hambre.


Acapulco, Guerrero, 8 de febrero de 2016