La Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) destinará 12,900 millones de pesos en el estado de Guerrero, que se traducirán en más apoyos para la población con mayores carencias y en infraestructura social, anunció hoy en este puerto el titular de la dependencia, José Antonio Meade Kuribreña.

De gira por el estado de Guerrero, el funcionario federal informó que, de este monto, 5 mil millones de pesos serán destinados para proyectos de infraestructura social, mientras que el resto se dirigirá a programas de apoyo en beneficio de las familias con mayores necesidades en la entidad.

“En Guerrero habrán de venir cosas buenas en las que veamos cómo las condiciones de vida mejoran para los habitantes de este estado”, advirtió.

Tras entregar apoyos a beneficiarios del programa Pensión para Adultos Mayores en la ciudad de Acapulco, Meade sostuvo que, como ocurre en otros estados, la dependencia federal trabajará de manera coordinada con el gobierno de Guerrero para intercambiar información de los padrones de los programas sociales.

Anunció que la administración de dichos padrones se llevará a cabo junto con la ciudadanía, de tal suerte que todo el proceso, desde el levantamiento de información, la integración del padrón hasta la entrega de apoyos a la población, se realice de manera transparente y eficiente.

De esta forma se contará con información de primera mano acerca de las necesidades que se tienen para mejorar la operación de los programas. Por ello, dijo, es importante trabajar de manera coordinada con el estado de Guerrero, tal y como ha venido sucediendo con la administración del gobernador Héctor Astudillo.

“El tema de la administración de los padrones, que habremos de a compartir a plenitud con el gobierno del estado, nos van a permitir saber a quiénes estamos apoyando y que la administración de los padrones sea de cara a los ciudadanos para que desde el levantamiento del padrón hasta la entrega de los beneficios estemos seguros que están ayudando a quiénes debemos de apoyar”, indicó.

Meade Kuribreña encabezó un acto, junto con el ejecutivo guerrerense, para hacer entrega de apoyos a adultos mayores. Ahí recordó la decisión del presidente Enrique Peña Nieto de reducir la edad de 70 a 65 años para acceder a la Pensión para Adultos Mayores, que se otorga a aquellos ciudadanos que, después de toda una vida de trabajo, llegan al final de su etapa productiva en condiciones de vulnerabilidad.

En la plaza Diamantes de la colonia Luis Donaldo Colosio de este puerto, dijo que en diciembre de 2012 se recibió el programa con un padrón de 3 millones de beneficiarios y, a la fecha se ha duplicado. Actualmente, recordó Meade Kuribreña, existen 5.7 millones de mexicanos de edad avanzada que cuentan con este apoyo.

En entrevista con medios locales, el secretario de Desarrollo Social  comentó que los programas sociales no sufrirán ningún tipo de reducción o recorte en el año que inicia.

“No habrá reajustes en los programas. La situación económica del país es una situación económica que se encuentra inmersa en un mundo muy complicado, pero en donde el país, con cargo a la buena administración que en las finanzas se ha hecho, con la administración del presidente y del secretario de Hacienda, permite acreditar una buena protección para el gasto social”, dijo el funcionario federal.

En su gira por el estado de Guerrero, Meade estuvo acompañado por el gobernador de la entidad, Héctor Astudillo; la subsecretaria de Planeación, Evaluación y Desarrollo Regional de Sedesol, Vanessa Rubio; el delegado de esta dependencia en Guerrero, Armando Soto; y del presidente municipal de Acapulco, Evodio Velázquez.