La Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol), a través de Liconsa, y el gobierno del estado de Michoacán, firmaron este domingo un convenio de colaboración con el que se fortalecerá la estrategia de producción y comercialización de leche fresca en esta entidad, en donde hoy se ofrece una cobertura universal del lácteo en los 113 municipios.

 Durante una gira de trabajo por el municipio de Tepalcatepec, en donde estuvo acompañado por el gobernador del estado, Silvano Aureoles, y por el director general de Liconsa, Héctor Pablo Ramírez Puga, el titular de Sedesol sostuvo que con este convenio se coordinarán acciones concretas a favor de los productores ganaderos de las regiones Valle de Apatzingán-Tepalcatepec, Lerma-Chapala y Morelia-Queréndaro, además de ampliar los canales para la distribución de leche fortificada Liconsa en esa entidad.

Dicho convenio se inserta en el Programa de Adquisición de Leche Nacional de Liconsa, mediante el cual se brinda certidumbre a los pequeños y medianos ganaderos que en muchas ocasiones no encuentran canales para la comercialización y procesamiento de este producto.

Meade Kuribreña anunció la apertura de un centro de acopio en el municipio de Tepalcatepec, a través del cual se incrementará la capacidad de recaudación de leche producida en esa región.

Durante su encuentro con productores, Meade reiteró el compromiso del Gobierno de la República de consolidar la compra de leche a los productores ganaderos de los distintos estados del país, a quienes se les brinda la oportunidad de contar con un canal seguro de comercialización.

Recordó que Liconsa compra anualmente a los productores de Michoacán más de 71 millones de litros de leche, por un monto de 450 millones de pesos.

“No es poco lo que está en juego y por eso estamos actuando a través de Liconsa, con un claro compromiso y profunda sensibilidad social”, sostuvo el funcionario federal.

Dijo que “es aquí donde tiene que intervenir la acción reguladora del Estado para complementar al mercado”.

Por su parte, el director general de Liconsa, Héctor Pablo Ramírez Puga, reiteró que Liconsa “seguirá apostándole al productor nacional y buscará consolidar las compras que se hicieron en 2014 y 2015, que fueron años con mayor producción de leche en el país y en el mundo”.

En tanto, el gobernador de Michoacán, Silvano Aureoles Conejo, resaltó la disposición de los ganaderos de la región para unirse a esta estrategia de abasto, ya que fomenta la producción ganadera y lechera en esta zona. “Liconsa hace un corte y paga a un precio aceptable, lo cual incentiva el trabajo, incentiva la economía local y reagrupa a las familias michoacanas”.

Dijo que esta región es muy rica y no es posible que se siga viviendo en la pobreza y el ocio, “lo cual termina en cosas que no siempre les van a ser de utilidad para ellos y sus familias, necesitamos ponerlos a estudiar, trabajar e involucrarlos para mejorar su futuro”.

“Con José Antonio Meade estamos trabajando de manera coordinada, no se pueden enfrentar los problemas si no vamos juntos, con los municipios y con el gobierno federal resolveremos nuestros problemas”, aseguró.

Cabe destacar que en esta administración, entre 2013 y 2015, Liconsa ha comprado a los ganaderos nacionales cerca de 2 mil 340 millones de litros de leche, con una erogación de 13 mil 800 millones de pesos. En el caso de Michoacán, esta compra ascendió a 94 millones de litros por un monto de 552 millones de pesos.

La empresa Liconsa atiende actualmente a 6.4 millones de beneficiarios a nivel nacional y a 234 mil en Michoacán en sus 113 municipios, lo que hace de este estado uno de los padrones más importantes de todo el país. Se trata, en su mayoría, de niños y niñas menores de 12 años, que reciben diariamente este producto que les permite contar con una mejor alimentación y evitar así anemias, deficiencia en hierro y desnutrición crónica.

Liconsa atiende a través de sus programas a mujeres adolescentes, a mujeres embarazadas y en periodo de lactancia, a personas con discapacidad y a adultos mayores.

MeadeMichjpg

Tepalcatepec, Michoacán, 24 de enero de 2016