El secretario de Desarrollo Social, José Antonio Meade Kuribreña, realizó este sábado  una visita de trabajo a Acapulco, en donde sostuvo una reunión de trabajo con más de 60 delegados federales de distintas dependencias en el marco del Plan Nuevo Guerrero.

En dicho encuentro, Meade anunció la apertura de al menos 200 nuevos comedores comunitarios en Guerrero en los próximos dos años. Con esta acción, se promoverá una mejor alimentación para las comunidades con mayor rezago social y se mejorará sustancialmente la calidad de vida en muchas de las regiones del estado.

Actualmente, en Guerrero operan mil comedores comunitarios. Se trata de la segunda entidad con mayor número de comedores en todo el país, después del Estado de México.

En su exposición, Meade habló de los retos y compromiso del gobierno del presidente Enrique Peña Nieto en materia de política social. Dijo que ésta se construye “en las comunidades, en los municipios, a nivel territorial y de ahí sube a nivel nacional”.

“Lo que suceda a nivel local sucederá en toda la nación. De su capacidad para dialogar y construir acuerdos con los gobernadores y con los alcaldes surgirán las obras y acciones que habrán de mejorar la calidad de vida de millones de mexicanos”, sostuvo Meade ante los delegados federales en Guerrero.

Dijo que para abatir carencias “los tiempos son cortos, la tarea es inmensa, los recursos son limitados”. Expresó que esta labor requiere de todo el talento de los funcionarios, de capacidad de gestión y liderazgo para traducir el esfuerzo gubernamental en un mejoramiento de las condiciones de vida de muchos mexicanos.

El titular de la Sedesol y el gobernador de estado de Guerrero, Héctor Astudillo, encabezaron la firma de un acuerdo de coordinación para la concurrencia de acciones dirigidas a promover el ejercicio pleno de derechos sociales.

Dicho instrumento permitirá impulsar acciones concretas en favor del desarrollo de las poblaciones con mayores índices de pobreza en Guerrero. Con ello se promoverán proyectos en los ámbitos de servicios de salud, seguridad social, educación, calidad de la vivienda, servicios básicos a la vivienda, alimentación y personas vulnerables por ingreso.

 En su diálogo con delegados federales, Meade recordó que el objetivo central de la política social del Presidente Enrique Peña Nieto es ampliar el ejercicio de la ciudadanía y empoderar a mexicanos que más necesidades tienen.

El funcionario federal dijo que detrás de la pobreza se encuentren las estadísticas. “No son cifras, no son números fríos. Detrás de cada estadística hay rostros, nombres, mexicanas y mexicanos que siguen viviendo una vida sin dignidad ni libertad”, dijo Meade en el encuentro celebrado en el XXX del puerto de Acapulco.

El secretario Meade estuvo acompañado por el gobernador de Guerrero, Héctor Astudillo; Lorena Cruz, presidenta del Instituto Nacional de las Mujeres; Narcedalia Ramírez, directora general del Instituto Nacional de Economía Social; Mikel Arriola, comisionado federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios; y Javier Guerrero, presidente de la Comisión de Desarrollo Social de la Cámara de Diputados.

 


Guerrero2png