La Secretaria de Desarrollo Social, Rosario Robles Berlanga, se reunió con académicos e investigadores del Foro Nacional para la Construcción de la Política Alimentaria y Nutricional de México (Fonan), quienes se unen a la Cruzada Nacional Contra el Hambre con propuestas para transformar el modelo alimentario y crear un estado de bienestar en el corto, mediano y largo plazos.

Reunidos en el edificio central de la dependencia, los académicos presentaron a la Titular de la Sedesol el documento “Elementos sustantivos para la construcción de la política alimentaria y nutricional en México”, que identifica puntos críticos en la producción de alimentos, consumo, salud, territorialidad y bienestar entre los sectores más vulnerables.

Las propuestas del Fonan son: crear un nuevo sistema de alimentación mexicano; un Consejo Nacional de Alimentación y Nutrición -con representación de la sociedad civil y el Poder Legislativo-; un Programa específico de alimentación y nutrición, y un observatorio para medir los impactos en la superación del hambre.

De acuerdo a Abelardo Ávila Curiel, coordinador del Fonan, las propuestas van enfocadas a “transformar las políticas públicas y revertir los graves problemas de desnutrición y de obesidad en población en condiciones de pobreza, donde además hay riesgos ecológicos, lo que genera daños a la salud”, entre otros.

“Nos vamos a sumar a la Cruzada Nacional Contra el Hambre, que es muy valiosa, pero buscamos desarrollar una estrategia para implementar un Programa Nacional de Alimentación y Nutrición, que implique ir más allá de abatir el hambre y buscar garantías de bienestar y desarrollo”, dijo.

Por su parte, Julieta Ponce Sánchez, nutrióloga del Centro de Orientación Alimentaria, señaló que es urgente construir “un nuevo modelo de Nación, un cambio estructural que haga posible el bienestar de largo plazo, con metas al 2018, al 2030 y al 2050, para resolver la situación alimentaria. Estamos hablando de mala nutrición, en lo que está involucrada más del 70 por ciento de la población”.

Al agradecer la participación de los integrantes del Fonan, la Titular de la Sedesol, Rosario Robles Berlanga, dijo que las aportaciones y experiencia de los académicos e investigadores enriquecerán la estrategia de la Cruzada Nacional Contra el Hambre.

Refrendó que se debe dar una salida productiva al problema del hambre y trascender la lógica asistencialista, con el propósito de llegar de manera eficaz a los 400 municipios con pobreza extrema y carencia alimentaria, donde resultará de gran importancia la participación de la ciudadanía, quienes deberán apropiarse de la forma y de los tiempos en que debe operarse la Estrategia.

Recordó que la Cruzada Nacional Contra el Hambre contempla cinco grandes objetivos, de los cuales, el principal considera “un piso básico de derechos, que haga posible cero hambre en la población en pobreza extrema y carencia alimentaria, que tengan sus tres alimentos diarios, pero que además tengan acceso a la salud, a la alimentación y vivienda adecuada; tenemos que entrar con un enfoque integral”.

Como resultado del encuentro, Rosario Robles anunció la instalación de mesas de trabajo con los integrantes del Fonan para que sus propuestas puedan aplicarse a la Cruzada Nacional contra el Hambre, mismas que serán coordinadas por el Subsecretario de Prospectiva, Planeación y Evaluación, Juan Carlos Lastiri.

El Foro Nacional para la Construcción de la Política Alimentaria Nutricional en México (Fonan) reúne a 75 instituciones académicas y de investigación dedicadas a atender la situación alimentaria del país, 23 de las cuales imparten la carrera de nutrición o afines.

A la reunión con la Secretaria de Desarrollo Social asistieron el investigador del Instituto Nacional de Nutrición “Salvador Zubirán”, Abelardo Ávila; la coordinadora del Área de Salud Alimentaria del “Poder del Consumidor”, Xaviera Cabada; el director ejecutivo de la Asociación Nacional de Empresas Comercializadoras y Productoras del Campo, Víctor Suárez Carrera; el rector de la UAM-Xochimilco, Salvador Vega de León; el investigador del Colegio de Postgraduados de la Universidad de Chapingo, Manuel Villa Issa; Rafael Díaz, de la Asociación Mexicana de Miembros y Facultades de Escuelas de Nutrición, y el director de Investigaciones Económicas del Tecnológico de Monterrey, José Luis de la Cruz, entre otros.