MÉXICO, D. F., a 23 de septiembre de 2014.- La política social de nueva generación impulsada por el Gobierno de la República busca un cambio cultural de la sociedad para que, en lugar de perpetuarse en los programas sociales, busquen la forma de salir de ellos; es decir, que prosperen y accedan a mejores condiciones de desarrollo, afirmó la Secretaria de Desarrollo Social, Rosario Robles Berlanga.

Durante la primera ronda de preguntas y respuestas en su comparecencia ante el pleno del Senado de la República, la Titular de la Sedesol reconoció que durante años se destinaron cuantiosos recursos al combate a la pobreza, sin que hayan impactado en la reducción de la pobreza, por lo que se determinó la transformación del Programa de Desarrollo Humano Oportunidades en el Programa de Inclusión Social Prospera, para ir más allá de las transferencias monetarias directas y despertar la capacidad productiva de la gente para salir de la pobreza por su propio esfuerzo.

"Con Prospera se quiere despertar la capacidad productiva, pues estamos seguros de que si atendemos la capacidad participativa de los mexicanos, estaremos dando un paso importante para salir de la pobreza", sostuvo.

Es necesario, continuó, un cambio cultural; “que los 6.1 millones de familias inscritas en el Programa estén en pleno conocimiento de que Prospera busca proporcionarles las herramientas para que progresen”.

"Prospera se va a convertir en la plataforma para que las familias progresen y las acompañará hasta que el proyecto productivo asignado a cada una de las familias rinda frutos”, agregó, al tiempo que descartó que Prospera y los programas de la Sedesol estén burocratizados, ya que su operación se da con un mínimo de recursos y con amplia participación ciudadana.