Ante el inicio de la temporada de lluvias y la formación de tormentas y huracanes como Amanda, que provoca lluvias intensas en Guerrero, Oaxaca, Puebla y Veracruz, y en menor grado en el resto del territorio nacional, la secretaria de Desarrollo Social, Rosario Robles Berlanga, instruyó a las delegaciones de la dependencia en todo el país mantenerse alerta y ayudar a instrumentar los protocolos de Protección Civil para salvaguardar la vida de la población.

“Ya inició la temporada de lluvias y en una buena parte del territorio nacional llueve. Además, Conagua ha informado de tormentas y huracanes. Debemos estar prevenidos para cualquier contingencia. Los estados tienen protocolos de actuación muy claros y debemos seguirlos”, expresó Robles Berlanga.

En lo que respecta a Guerrero, en las regiones de la montaña, centro, costa y sierra se han registrado lluvias con actividad eléctrica, a consecuencia del flujo de humedad del huracán Amanda, en conjunto con un canal de baja presión.
Por otro lado, en Guanajuato, el potencial de lluvias se mantiene elevado, sobre todo por la tarde y noche, con características de fuertes a muy fuertes en la mayor parte del estado.
En Chiapas, las afectaciones por las lluvias recientes han sido atendidas por más de 60 elementos del Sistema Estatal de Protección Civil, que prestó ayuda inmediata a la población afectada en Comitán, donde se reportaron daños parciales en enseres domésticos de 17 viviendas, con afectaciones en el barrio Yalchivol.
En Aguascalientes, por instrucciones de la delegada de la Sedesol, Norma Esparza Herrera, los coordinadores de programas de la dependencia federal se mantienen alertas para responder ante cualquier contingencia, debido a las condiciones climatológicas.
La lluvia con granizo y los fuertes vientos registrados el lunes pasado provocaron lonas desprendidas de espectaculares, caída de anuncios publicitarios, inundaciones y encharcamientos. Ante el temporal, se realizó un monitoreo en los 11 municipios del estado para descartar problemas en bordos, embalses y presas, descartando contingencias.
La titular de la Sedesol afirmó que esta dependencia federal cuenta con una acción muy clara en contingencias, como es actuar con prontitud, identificar los albergues y los mecanismos de distribución de alimentos.
En Guanajuato, durante la presentado el Plan de Contingencia para la actual temporada de lluvias y ciclones tropicales 2014, el director de Protección Civil estatal, Luis Antonio Güereca Pérez, informó que existen 240 puntos de riesgo, la mayoría de ellos en los municipios de Guanajuato, Salvatierra, Silao, Jaral del Progreso y San Miguel de Allende.
En Veracruz, la Secretaría de Protección Civil pronosticó lluvias y tormentas eléctricas en regiones de montaña y costa, además de alertar sobre posibles deslaves, deslizamientos y derrumbes en regiones serranas, encharcamientos en zonas urbanas, y pedir se vigile el comportamiento de los ríos.
En Puebla, la lluvia ha causado encharcamientos; se analiza la posibilidad de habilitar 898 inmuebles como refugio ante las lluvias, pues 133 de los 217 municipios poblanos son susceptibles de inundaciones, granizadas, derrumbes y deslizamientos, con lo cual se pretende apoyar a la población ante una emergencia hidrometeorológica. Las zonas de mayor riesgo se han detectado en la sierras norte, nororiental y negra.
En Oaxaca, durante la reunión del Consejo Estatal de Protección Civil en la que participan representantes de los tres órdenes de gobierno, se dio a conocer que para los municipios de Santa María y Santa Cruz Huatulco se tienen habilitados 21 albergues, con capacidad para 3 mil 436 personas.
Asimismo, se trabajó en los esquemas de coordinación y comunicación permanente para dar a conocer los sistemas de Alertamiento Temprano y garantizar una atención oportuna y eficiente en caso de alguna emergencia durante la temporada.En Tlaxcala, las lluvias registradas en los últimos días causaron el desbordamiento de tramos del río Atoyac, crecida del caudal del río Zahuapan, así como inundaciones en diversos municipios.

"Las lluvias fueron generalizadas en el estado, y, en San Pablo del Monte, municipio atendido por la Cruzada Nacional Contra el Hambre, se registró la más fuerte, con 34.9 milímetros; en Cuapiaxtla se reportaron 26.6 milímetros. En la capital hubo precipitaciones de 14.6 mm y en Zacatelco, de12.4 mm.