MÉXICO, D. F., a 26 de enero de 2015.- Al convertirse en rectora del uso de los recursos del Fondo de Aportaciones para la Infraestructura Social (FAIS), la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) reordenó el gasto social, cuya inversión se focaliza hacia la población más pobre para resolver sus carencias, entre las cuales destacan la construcción de redes de agua potable, drenaje y electrificación, afirmó el Subsecretario de Planeación, Evaluación y Desarrollo Regional, Juan Carlos Lastiri Quirós.

Durante una conferencia de prensa ofrecida con el tema del “Federalismo Social”, el Subsecretario de la Sedesol enfatizó que gracias al trabajo coordinado de los tres órdenes de gobierno, se logra una mezcla de recursos por casi 60 mil millones de pesos, que al sumar otras coinversiones llegan a ser de alrededor de 100 mil millones de pesos.

Anteriormente, muchos de esos recursos se destinaban a pavimentación de calles, pero con las modificaciones realizadas a la Ley de Coordinación Fiscal y la elaboración del Catálogo de Obras, ahora se usan para dotar servicios como agua potable, drenaje y electrificaciones a las familias que padecen estas carencias.

“Debido a esas modificaciones, la focalización, planeación, concurrencia, conversión, transparencia y rendición de cuentas, el FAIS se ha convertido en un instrumento reconocido por el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), además de haberse reforzado los esquemas de transparencia y rendición de cuentas, al haber pasado de 25 por ciento a 96 por ciento el número de municipios que informan del ejercicio de los recursos”, afirmó el Subsecretario Lastiri Quirós.

Las modificaciones aplicadas durante 2014, explicó, mejoraron la planeación, la articulación transversal de las dependencias federales, la coordinación entre los tres órdenes de gobierno, la focalización de la inversión en infraestructura social, la transparencia y la rendición de cuentas.

Ahora todo el dinero se utiliza para abatir carencias, para atacar frontalmente a la pobreza multidimensional y se corrigieron acciones de opacidad y falta de información en el manejo de los recursos.

SE IMPACTAN LOS INDICADORES DE LA POBREZA

Durante la conferencia de prensa, Lastiri Quirós explicó que el Gobierno del Presidente Enrique Peña Nieto, a través de la Secretaria de Desarrollo Social, Rosario Robles, impulsa una nueva relación con estados y municipios sustentada en esquemas sólidos de coordinación interinstitucional, para llevar desarrollo a las zonas más marginadas e impactar en el abatimiento de las carencias sociales.

Con las modificaciones a la Ley de Coordinación Fiscal, explicó, la Sedesol retomó la rectoría del FAIS, cuyos recursos ya no se manejan de manera discrecional en municipios o solamente para obras de pavimentación de banquetas y calles, sino van principalmente a los indicadores de alimentación, vivienda y servicios en la vivienda.

“A través del FAIS, los recursos destinados a superar la pobreza se focalizan mediante mapas de intervención, con planeación, concurrencia, coinversión, transparencia y rendición de cuentas, como recomienda el Coneval”.

Lastiri Quirós destacó que de 1998 a 2014, los recursos del FAIS se quintuplicaron, al pasar de 10 mil 401 millones a 57 mil 912 millones de pesos, para atender las carencias sociales en educación, salud, alimentación, calidad de la vivienda y servicios básicos de vivienda, mediante una estrecha coordinación entre los tres niveles de gobierno.


02115 1jpg